Patagonia Rugby Club por Pablo Quirno Costa

Esta semana os acercamos a Neuquén ciudad de Rugby argentino del bueno!, de allá os mostraremos el Patagonia Rugby Club. Y nos lo presenta Pablo Quirno Costa.

Patagonia Rugby Club por Pablo Quirno Costa

Dentro de mi vida rugbística, no fue muy lujosa, ni larga…. jajaja. Arranqué a los 15 años en San Martín de Los Andes, soy fundador del Club de Rugby Los Pingüinos de esa localidad, entrenador de todas las divisiones inferiores y en el 96 me trasladé a Neuquén adonde jugué la primera de Marabunta Rugby Club hasta el 2003. Y en 2008 volví para jugar en veteranos, y ahora ya no tengo camiseta porque juego para todo aquel que me invita, aunque desde el año 2016 soy jugador permanente de Old Green Rugby de Temuco chile adonde voy permanentemente ya que combino rugby con familia.
Eso en grandes rasgos es lo que fue mi vida en el rugby.

| Patagonia Rugby Club

Es un club de rugby en desarrollo como muchos del interior del país, está ubicado en La Ciudadela de Neuquén y lo más importante es el “norte” que, como club, nos propusimos.

Patagonia Rugby Club por Pablo Quirno Costa

El club fue creado en el año 2001 y hasta 2013 aproximadamente no tenían instalaciones propias pero si el terreno. Esto dio pie a que el grupo de veteranos agarre la manija y con esfuerzo, trabajo y aportes propios se pueda dar inicio a la construcción de las instalaciones, hoy contamos con un quincho con comodidad para 120 personas sentadas, dos vestuarios con 9 duchas de agua caliente cada uno, baños, depósito y la oficina de administración en construcción. Pero lo más importante es el trabajo social, apuntamos a los chicos de bajos recursos que quieran jugar al rugby, un deporte que es visto como elitista o de gente de cierto poder adquisitivo, y acá querremos demostrar que eso es un mito y que se les da la posibilidad a todos , al gordo, al flaco, al alto, al bajo, al rápido y al lento, y que todos son importantes e iguales. Con la ayuda de los padres y de los veteranos pudimos lograr la estandarización de la vestimenta (el que podía la compra y el que no se la dábamos) es así que logramos crear grupos de apoyo y cada veterano debía apadrinar a un chico, y entre varios abordar las necesidades básicas de la casa y la familia. Es así que logramos equipar de calderones, cocinas, estufas, techos y mejoras varias de las casas de nuestros futuros pumitas jejeje.

Hace unos años se nos ofreció un nuevo desafío, y firmamos un convenio con la Subsecretaria del Menor y la Familia dependiente de provincia, para que los chicos judicializados por varias razones puedan iniciar la práctica del rugby. Para nosotros era todo un desafío, chicos que están afuera del sistema, con dificultades de conducta y aprendizaje, que ellos mismos sienten esa discriminación y hace más difícil el trabajo. Pero decidimos subirnos a ese barco también y con resultados más que satisfactorios.

Al principio desde esos hogares de menores los traían al Club acompañados siempre por algúna persona responsable de cada uno de esos hogares y con transporte contratado por la provincia. Concurrían chicos de 6 a 17 años con diferentes causas pero con serios inconvenientes de socialización. Esto fue creciendo, la cantidad de chicos era cada vez más grande y la inserción de ellos con el resto de los compañeros fue instantánea, se sentían tenidos en cuenta , importantes e iguales al resto, que eso para chicos en esa situación es un incentivo muy importante, como lo era para el resto de los chicos con realidades diferentes. Todos aprendíamos de todos.

indamovil

Empezaron a surgir inconvenientes con los transportes, provincia dejó de prestar ese servicio y lamentablemente perdimos a los más chicos, ya que logramos adquirir un permiso para que los entrenadores del club puedan retirar de los hogares a los más grandes y llevarlos de vuelta al término de los entrenamientos pero por temas legales y de movilidad no se pudo hacer con los más chicos.

Patagonia Rugby Club por Pablo Quirno Costa

Y así vamos, se les da una merienda los dos de semana y un almuerzo los sábados, que en muchos casos es el único plato de comida que reciben en el día.

Pero lo más importante es que lo primero que se les enseña son valores, lo que el deporte y en especial el rugby les puede dar, el trabajo en equipo, la disciplina, el compañerismo, el sacrificio y EL RESPETO.

La unión que se soldó entre estos chicos con los que tienen otra realidad diaria es excelente a tal punto que padres y entrenadores invitan a sus casas particulares a estos chicos y el vínculo es cada vez mayor.
Esta es nuestra realidad, por ellos trabajamos y no pretendemos tener ningún puma, pero si queremos sacar chicos de bien y con los valores que les pregonamos bien marcados y que los mismos sean aplicados en la vida cotidiana.

| SOBRE PABLO QUIRNO COSTA

Inició su trabajo en Patagonia RC allá por el 2011, después de haber jugado en Marabunta RC decidido por el cambio para dar una mano en un club en desarrollo y con una gran potencial humano dentro del grupo de veteranos que querían hacer un club basado en los valores de los que tanto se habla y tan poco se ponen en práctica.

Apoyando y rehaciendo las categorías infantiles y menores. Así fue que se hizo cargo de una división dividida en tres, se le sumó su hijo y empezaron a jugar mezclados con chicos de otros clubes que tampoco lograban armar un equipo. Eso les dió dos bases, la primera fue el empujón para poder armar una división y la segunda, la unidad de los chicos con chicos de otros clubes en las mismas condiciones. Dos años con ese grupo y acabaron siendo 32 jovenes que les facilitó el vuelo para poder armar M-15 y M-16, aunque residas en número pudimos avanzar y armar las dos.

Por razones laborales dejó de ser entrenador y formó parte de la Directiva, más tarde gestionó las las Relaciones Institucionales, en contacto con empresas y gobiernos para la adquisición de apoyo para el crecimiento.

Es así que tras de varios años de trabajo con el grupo de veteranos, hoy el club cuenta con instalaciones, con una cancha sinténtica en un 75% de avance, cancha de pasto y un anteproyecto de lo que queremos sea el club en un corto plazo.

Hasta el año pasado fue jugador de veteranos con los cuales armó varios grupos de trabajo y lograron los aportes necesarios para seguir creciendo.

Pin It on Pinterest