| DHB | CRC Pozuelo levanta la voz para velar por los más humildes.

Alejandro Baeza
Vistas: 4
0 0
Read Time:5 Minute, 48 Second
Indal2Sport Agencia de Representación

El CRC Pozuelo se harta del egoísmo de la División de Honor, tras el comunicado de la ANCRDH, y se pronuncia para velar por los intereses de los más humildes.

| DHB | J4 | Grupo C | CRC Pozuelo 65 – 10 CD Arquitectura | Un gran CRC no afloja en el derbi. Fotografía: Robcento

En las graves circunstancias actuales, determinadas por la extensión de la pandemia provocada por el virus COVID-19; tras conocer los acuerdos adoptados por la Comisión Delegada de la Federación Española de Rugby [FER] sobre el desarrollo de la competición y actividades deportivas en la División de Honor Masculina durante lo que resta de temporada 2019-20; y, a la vista de los comunicados hechos públicos por la denominada Asociación Nacional de Clubs de Rugby de División de Honor [(ANCRDH] (que, contra lo que su equívoca denominación pueda inducir a pensar, sólo integra y representa a los clubs de rugby que compiten en la categoría A de esta división); el Club de Rugby CRC Pozuelo [CRC], cuyo primer equipo participa en la temporada 2019-20 en el Grupo C de la División de Honor B y se encuentra ya matemáticamente clasificado para la disputa de los play-off de ascenso a División de Honor A, desea manifestar lo siguiente a quien pueda interesar:

  1. El CRC consideró en su momento razonables y oportunas las decisiones tomadas por las autoridades gubernativas y federativas de suspender las actividades deportivas para hacer frente a la grave situación de pandemia. Del mismo modo, el CRC considera ahora razonable y oportuna la decisión de la FER de posponer como máximo hasta el próximo día 30 de abril la decisión a adoptar sobre el desarrollo de las competiciones de rugby de División de Honor A y B, a la espera de la evolución futura de las presentes circunstancias. Ello, con el propósito de salvaguardar, si la situación y las autoridades competentes lo permitieran, la continuidad de la temporada durante los meses de mayo y de junio (como suele ser habitual todos los años), con respeto a criterios competitivos y al principio de igualdad de condiciones entre los contendientes, como siempre debe suceder en cualquier competición deportiva.  
  2. En lo que a División de Honor B se refiere, si finalmente fuera posible la continuación de esta competición y en el supuesto de que los eventuales resultados de los encuentros pendientes de la liga regular no fueran a alterar el listado de equipos ya clasificados para la disputa del play-off de ascenso a División de Honor A (como parece ser el caso), resultaría asimismo razonable y oportuno, a juicio del CRC, dar por finalizada la fase regular de la liga y proceder directamente, con el tiempo de preparación previa que se estimara necesario, a la disputa del play-off durante los meses de mayo y junio próximos, en versión reducida y a partido único (deseablemente en terreno neutral) en todas sus fases (cuartos de final, semifinales y final).
  3. Si, según la evolución de las circunstancias, el 30 de abril no fuera posible decidir sobre la continuidad de la competición de División de Honor B en los meses de mayo o junio por razones superiores de salud pública, el CRC considera que la temporada 2019-20 de dicha competición debería ser entonces oficialmente cancelada y anulada sin producir efecto alguno en cuanto a la clasificación, ascensos o descensos. La decisión de una suspensión de la competición para su reanudación durante los meses de agosto o septiembre carecería de sentido práctico y deportivo, por cuanto no sólo alteraría el desarrollo normal de la temporada actual sino que condicionaría irremediablemente también el inicio de la temporada siguiente, al solaparse una y otra, con el consiguiente inconveniente y perjuicio para el desarrollo de la actividad deportiva y de los clubs. De igual modo, considerar entonces definitivamente concluida la presente temporada con la situación clasificatoria existente a día de hoy resultaría por completo contraproducente por alterarse sustancialmente la esencia y dinámica de la competición al resolverse la clasificación, los ascensos y los descensos de forma imprevista e imprevisible y sin responder fielmente a criterios competitivos y al principio de igualdad de condiciones entre los competidores.
  4. La aplicación de estas propuestas en División de Honor B requeriría lógicamente de la asunción de pautas competitivas análogas y complementarias en División de Honor A y en las otras categorías relacionadas, precisamente para asegurar que la clasificación, ascensos y descensos entre categorías se lleve a efecto con pleno respeto a dichos criterios competitivos y al principio de igualdad de condiciones de todos los contendientes. 
  5. Con estos presupuestos, si finalmente las circunstancias lo hicieran posible y así se autorizara por los órganos competentes, el CRC se compromete a mantener su proyecto deportivo en División de Honor B en las mismas condiciones en las que lo ha desarrollado hasta ahora durante la temporada 2019-20 y a competir con su actual equipo y los mismos jugadores durante el tiempo que reste de temporada conforme a su duración habitual. Este compromiso se basa en su propia consideración como un Club de Rugby que se asienta sobre un proyecto deportivo de base, sostenible y a largo plazo que, en caso de que logremos superar la difícil situación en que nos encontramos, puede afrontar con espíritu deportivo y vocación competitiva la continuidad de la actividad hasta el final de la temporada. Entendemos que otros modelos de club, sin duda legítimos, que sostienen la capacidad competitiva de sus equipos en la incorporación masiva año a año de jugadores profesionales de otros mercados, tropiecen ahora con dificultades propias que deben afrontar. Pero, estos problemas particulares (de todos conocidos) no deberían resolverse con soluciones unilaterales e interesadas como las que impone la ANCRDH, al margen de la FER, que involucran y afectan además a otras categorías y clubs de División de Honor del rugby español (y, por tanto, sin legitimación ni representatividad suficiente). Menos aún se debe intentar encubrir o justificar esos intereses privados con alegatos genéricos sobre una pretendida protección de la salud pública en detrimento de la continuidad de una competición que deberíamos intentar procurar, siempre que fuera posible y finalmente se autorizara a su debido tiempo, y que tendría que desarrollarse en todo caso conforme a criterios competitivos y al principio de igualdad de condiciones. 

Cualquiera que sea la situación a la que nos veamos abocados en los próximos meses, el CRC quisiera apelar en última instancia, en estas difíciles circunstancias que estamos viviendo, a la responsabilidad, solidaridad y generosidad que debería imperar en el rugby español; al respeto a las decisiones que hayan de adoptarse por las autoridades gubernativas y federativas competentes; al sentido común que debería regir las decisiones que se adopten en aras del interés general de nuestro deporte, por encima de los intereses particulares o gremiales; y, a la unidad de los clubs y categorías para superar esta situación y seguir contribuyendo al desarrollo y promoción del rugby en España.   

Escribió esta noticia:

Alejandro Baeza

Responsable de redacción de Magazine RugbySpain.com Profesional de la gestión deportiva, Alejandro Baeza, cuenta con infinidad de contactos en el Rugby francés y que, utiliza para ayudar a los jóvenes españoles a conseguir alcanzar sus sueños.
administrator
Next Post

| COVID-19 | Elisa Artés, El Salvador y Cruz Roja unidos para la confección de mascarillas desde "Planeta Elisabeta".

Share on Facebook Tweet it Share on Google Pin it Email Iniciativa puesta en marcha por el Club de Rugby El Salvador, junto con Elisa Altés, jugadora de Crealia El Salvador, y Cruz Roja Española en Valladolid, para la elaboración de mascarillas protectoras contra el COVID-19. Junto con Elisa Altés, […]