La icónica Webb Ellis Cup llegó a Tokio para celebrar que faltan 100 días al comienzo de Rugby World Cup 2019 en Japón.

El trofeo, que nos acompaña desde el torneo inaugural de la Rugby World Cup en 1987, se transportó en el vuelo de Emirates EK318 de Dubai a Tokio, y fue recibida como la gran protagonista.

Recién llegados a Japón al país anfitrión, Bryan Habana y Shane Williams, dos ex World Rugby Players of the Year, se bajaron del avión  A380 de Emirates para presentar la copa más deseada a Akira Shimazu, CEO del Comité Organizador de Japón 2019 y a Brett Gosper, CEO de World Rugby, para el simbólico momento.

La Copa comenzará una gira nacional de 100 días por Japón, paseando por las doce ciudades anfitrionas de la Rugby World Cup, así como las históricas Kioto e Hiroshima, visitando algunos de los destinos más emblemáticos y hermosos del mundo. La Copa  paseará por comunidades, escuelas y espacios públicos, como faro de compromiso para la nación.

“Poder escoltar la Webb Ellis Cup, junto a Shane Williams, también una leyenda del rugby y ex Player of the Year, fue un gran privilegio y honor. Me trajo buenos recuerdos de haber levantado el trofeo en Francia 2007 y también me enorgulleció haber tenido la responsabilidad de traerla a Japón. Mi primer viaje a Japón, que haya sido en una aerolínea de clase mundial como Emirates y hacerlo con un cargamento tan preciado, lo hace aún más especial”.

Bryan Habana
Imagen de la Copa Webb Ellis, actualmente en su vuelta al Mundo.

Durante los últimos 18 meses, el trofeo ha recorrido 200.000 kilometros y visitó 19 países en todos los rincones del mundo, que inspiró a más de 80.000 personas durante el Rugby World Cup Trophy Tour más grande de todos los tiempos.

En Asia, el Trophy Tour fue un impulsor clave del programa legado Impact Beyond 2019, que atrajo a más de un millón de nuevos participantes de rugby en todo el continente antes del Rugby World Cup 2019.

Durante su recorrido por el mundo, la emblemática Copa se mostró en algunas de las atracciones más conocidas del mundo, como el Taj Mahal (India), la Gran Muralla de China, la Montaña de la Mesa (Sudáfrica), el Pan de Azúcar (Brasil), el muelle de Santa Mónica (EE. UU.) y la Isla Tavarua, en forma de corazón en Fiji. Además de escalar montañas en Sudáfrica y Brasil, el trofeo alcanzó la altitud más alta que jamás  se haya visto, con una parada en Kala Patthar (5.500 m) con una gran imagen de fondo del Monte Everest en el Himalaya.

Para garantizar que los privilegiados fans trotamundos del rugby no se pierdan ni un poco de la acción de la Rugby World Cup 2019, Fly Emirates televisará los partidos de la copa en vivo durante el vuelo a través de su propio canal deportivo a bordo Sport 24, disponible en su premiado sistema de entretenimiento a bordo.