La temporada 2019-20 en la División de Honor B se presenta más igualada que nunca 36 equipos dispuestos a luchar por objetivos diferentes, tanto por el ascenso como la permanencia. Una división donde equipos históricos como Gernika, La Vila o Getxo quieren volver a la Liga Heineken. Una igualdad que contrasta con los regresos del rugby murciano y asturiano a DHB gracias a los ascensos de Real Oviedo y XV Murcia.

Grupo A: lucha de Gernika y Getxo por la primera plaza con el regreso de Oviedo Rugby

La última temporada del grupo A nos dejó un ascenso ‘in extremis’ de Bathco RC a DH, y los descensos de Kaleido Univ. Vigo y Durango Nissan Garusa. Los gallegos, de hecho, perdieron la categoría en la promoción de descenso ante Gaztedi RT.

El rugby vasco es el que más equipos tendrá en la categoría, con un total de 7 integrantes (Getxo, Gernika, Zarautz, Bera Bera, Uribealdea, Eibar y Gaztedi). Hay que destacar la lucha que protagonizarán Gernika (actual descendido de DH) y Getxo RT. Ambos quieren regresar cuanto antes a la élite del rugby español.

Valladolid seguirá presente en la DHB con los filiales de SilverStorm El Salvador (Emerging) y VRAC. La ilusión la ponen Gaztedi y Real Oviedo, que lucharán por permanecer en la categoría. El grupo lo completarán CRAT A Coruña y Ourense Rugby, que buscarán una clasificación para el playoff de ascenso a DH.

Grupo B: Máxima igualdad en el Mediterráneo con el retorno del rugby murciano

El rugby del Mediterráneo dará mucha igualdad entre los equipos participantes. Cataluña y la Comunidad Valenciana se reparten la mayoría de integrantes, con 5 y 4 equipos respectivamente. Aragón, Baleares y Murcia completan la representación para la nueva temporada. Una temporada donde no estará RC Valencia y UER Montcada, descendiendo el primero por arrastre de descenso de La Vila.

El CR La Vila intentará recuperar el puesto en DH, tras quedarse a pocos puntos de la permanencia ante Bathco RC. Una lucha igualada, donde Bantierra Fénix intentará repetir título de campeón, con otros pesos pesados como CAU Valencia, Les Abelles, Sant Cugat, Poble Nou o RC Hospitalet. Baleares seguirá representada por Babarians Calvià, que intentará pelear por las posiciones altas.

Otros clubes como BUC, Tatami o Santboiana B lucharán por permanecer más tiempo en el grupo C. Lo destacado es la vuelta de Murcia a DHB, con el XV Rugby Murcia. Una presencia que no se veía desde la temporada 2016-17 (cuando compitió CR Universitario Murcia).

Grupo C: Madrid domina un grupo con mucho acento andaluz

El grupo Centro-Sur es el que más cambia tras el ascenso de Ciencias a DH. El rugby madrileño domina este grupo ya que tiene hasta 7 equipos en la categoría. El liderato estará disputado entre CRC Pozuelo y Liceo Francés, dos equipos que querrán pelear por ascender. La salvación de Cisneros Z (por ascenso de Ciencias) completan una presencia madrileña con el regreso de CAU Metropolitano.

Andalucía seguirá confiando en UR Almería, Jaén Rugby y Marbella RC para mantener su presencia en DHB. Los jiennenses quieren llegar a la fase de ascenso con Goofy como nuevo técnico. La presencia andaluza la completa el regreso de CR Málaga, que luchará por no descender.

El grupo tendrá presencia extremeña con CAR Cáceres, que intentará no pasar apuros para permanecer. En los dos ascendidos, CAU Metropolitano intentará hacer valer su inversión con Diego Zarzosa como técnico. Por su parte, los malagueños demostrarán que el trabajo de cantera da sus frutos para seguir un año más en DHB.

ANUNCIO