Intensidad. Puede que con esta palabra se describa lo que dio de sí este primer choque de dos conjuntos que han demostrado el por qué son dignos merecedores de disputar esta final.

El partido empezó con mucha velocidad por parte de ambas escuadras que en ningún momento cedían ante la presión del rival. Como ya se dijo en la previa, el juego veloz y el buen manejo de las manos es una de las grandes armas que comparten tanto Bathco como Ciencias.

Mitch Ryan intentando avanzar con el oval/Fotografía: Dani Pedriza

En el minuto 15, por medio de Facundo Padró, que tras un saque de lateral en la 22 local  avanzó hasta la marca cántabra,  que sería transformado por Ale San Martin (0-7).

Tras varias fases, los santanderinos anotaban el primer ensayo en el 21, obra de Michael Green,  que transformaría Taibo  para dejar empatado el marcado a un  7-7.

El juego continuaba siendo un sin vivir de emociones, en los que no se podía ni pestañear ante la gran exhibición de ambas escuadras. Así fue como como el devenir de los minutos, llegaba el segundo ensayo de las focas, por medio de Iván Peña para ponerse 12-7 en el 30.     

Otro saque de maul sería la jugada que llevaría a los científicos a sumar una nueva marca por medio de Ignacio Salazar para igualar el marcador hacia el descanso 12-12.

Fotografía: Dani Pedriza

Al comienzo de la segunda parte, los sevillanos tenían a favor la superioridad numérica por la expulsión temporal de Cristian Serra e Iñaki Oyarzun en los minutos finales del primer tiempo. El zaguero Santi Pando fue el encargado de abrir subir al marcador un nuevo ensayo para los científicos quien logró esquivar a la defensa cántabra y colocar el  17-12. Pero, minutos después, una patada de castigo convertida por Balta Taibo recortaba distancias, 15-17.

Con un juego mucho más trabado, no se volvió a mover el marcador hasta el 74, cuando tras varias fases y por medio de Gonzalo Padró colocaba el 15-22 final.

Intentaba Bathco  acortar las distancias en los minutos finales, sin éxito. Con una ventaja de 7 puntos a favor, vuelven los científicos a Sevilla. Las focas tendrán que jugar a su máximo nivel si quieren revertir el resultado. Una final muy disputada y abierta en la que cualquiera de los conjuntos puede alzarse con ese pase de oro a la máxima categoría.

EL PARTIDO

Bathco Rugby Club : Iñaki Oyarzun, Alejandro Goljanek, Elliot Cant, Pablo Degrave, Romain Mercadal, Nico Parada, Niels Van de Ven, Mitch Ryan, Nacho Fuentes, Joe Simpkins, Francisco José Ortiz, Michael Green, Cristian Serra, Iván Peña, Baltazar Taibo.

También jugaron: Tiaan Lambrechts, Francisco García y Luciano Martínez,

Ciencias Cajasol Sevilla : Javier Acosta, Nacho Salazar, Fran Forte, Facundo Padró, Ale Ortega, Manu Sobrino, Darío Vergara, Buitre Padró, Miguel Reina, Ale San Martín, Juan Domínguez, Jorge Rodríguez, Nano Vilarnovo, Manu Moreno y Santiago Pando.

También jugaron: Pablo Aguilera, Guillermo Calvo, Andrés Mercanti, Luis Vázquez, Chino Morán y ‘Kuku’ Martínez.

Árbitro: Iñigo Atorrasagasti

Parcial: 0-7 15’ ensayo de Facundo Padró transformado por Ale San Martín, 21 7-7 ensayo Michael Green transformado por Taibo, 30’ 12-7 ensayo Iván Peña, 35’ 12-12 ensayo Nacho Salazar.

44’ 12-17 ensayo Santiago Pando, 49’ 15-17 Golpe Taibo, 74’ 15-22 ensayo Gonzalo Padró