En RugbySpain.com hablamos con Luis Mendía (integrante de servicios médicos de World Rugby y Saracens). En la entrevista hablamos de la coordinación de un equipo médico para un evento importante como es el Mundial de Rugby. También hablamos de temas específicos relacionados con las lesiones de un jugador dentro de un partido de rugby.

-¿Cómo llegó al mundo del rugby a su vida?

-Jugué al rugby en Pamplona durante mi carrera de Medicina en la Universidad. Cuando vine a Inglaterra estuve jugando hasta el 1999. En ese año me rompí dos ligamentos de la pierna y tuve que dejar de jugar. En el año 2003 me salió la oportunidad de trabajar en el equipo médico de la Federación Inglesa de Rugby. A partir de ahí trabajé con equipos profesionales como Northampton o Worcester Warrios y ahora estoy en Saracens. A la vez empecé a trabajar con la RFU en educación médica primero y después en el Mundial 2015 de Twickenham.

-Actualmente trabaja en servicios médicos de World Rugby y Saracens. ¿Se nota mucho la diferencia de trabajo en una federación que en un equipo de rugby?

-Los trabajos son diferentes ya que en World Rugby soy el coordinador de educación médica. Mi función es intentar ayudar a las federaciones para llegar a un cuidado ideal del jugador de rugby. Esto incluye la preparación física, nutrición, conmoción, lesiones… Luego incluye facilidades para solucionar problemas para las diferentes lesiones. En el servicio de médico de un club es el cuidado clínico final a pie de campo del jugador. El trabajo en World Rugby es la forma estratégica en el servicio sanitario. En la Federación me involucro en el diseño del cuidado médico y buscar la licencia médica.

-Ahora de que un jugador sufre una lesión algunos son reacios a salir del terreno de juego. ¿Se hace difícil sacar a un jugador de rugby lesionado del campo cuando está en un partido y tiene que salir?

-Hay diferentes tipos de lesiones. El jugador de rugby es un atleta que nunca está al cien por cien debido a las características del juego. En otros deportes si no está perfecto el jugador no ejercitan ese derecho de salir del juego. En el rugby es diferente. Hay un punto en el que si al jugador se le deja jugar se vuelve peligroso.

La lesión se puede agravar o que reciba una lesión dura y no esté a un mínimo nivel de facultades. Creo que cuando empecé en este trabajo la percepción del jugador era que tenía que aguantar hasta el final. Mientras que ahora un jugador entiende que el partido en sí es una parte de la temporada. El jugador entenderá que siguiendo lesionado no puede ayudar más al equipo al resultado final que es el de la temporada. Cada vez hay más entendimiento de que no sea la mejor forma de ayudar al equipo.

-Formó parte de los servicios médicos del Mundial de Rugby de Inglaterra 2015. ¿Qué anécdota destaca de su labor en el campeonato?

-Conocí mucha gente y trabajar con gente involucrada en este deporte. Me encontré con gente e ídolos a los que admiraba cuando jugaba al rugby. Jugadores como François Pienaar los pude conocer y fue una maravilla.

-En el año pre mundialista de 2019 que se celebrará en Japón. ¿Ha habido desde World Rugby una mejora en estos cuatro años para garantizar una mayor seguridad médica para los jugadores?

-Si miramos el historial de lesiones nos preocupábamos siempre el riesgo de lesión cervical en la primera línea de las melés. Los cambios que ha habido en estos cuatro años este riesgo de lesión ha decrecido mucho. Pero al volverse el juego más agresivo la conmoción cerebral se ha hecho más patente. Es una combinación de factores que ha hecho que aumente este tipo de lesiones. Los cambios nuevos a la hora de bajar la altura del placaje y poner la cabeza en el sitio adecuado. Con esta medida creemos que va a mejorar esta incidencia y el manejo de la conmoción cerebral.

Todavía no estamos al nivel que queremos de este problema. Este mes tenemos una comisión médica en Londres en la que debatiremos sobre el porqué de estos cambios. Esta reunión tiene el objetivo de favorecer la comunicación entre médico, técnico y entrenador. El fin es un cambio de actitud en cuanto a la conmoción cerebral porque tenemos muchas en las ligas. En la Premiership la conmoción cerebral es la lesión más común ahora mismo.

-¿Cómo afronta una nueva temporada en Saracens en Premiership?

-Soy el segundo médico de Saracens. Hemos hecho un screening en pretemporada para ver qué tipo de lesiones tienen los jugadores y cómo están… A partir de ahí intentaremos mejorar la condición física y el entendimiento de la situación. El fin es que el jugador corra menos riesgo posible para lesionar. A la hora de atender una lesión siempre actualizamos los protocolos de actuación para coordinarnos en el manejo de las lesiones. Llevamos mucho de que todos hacemos lo mismo ya que actuamos juntos. Incluimos también a las ambulancias que tenemos con nosotros para que vayamos en consonancia con el trabajo que realizamos.

-En el rugby hay diferentes tipos de jugadores donde cada uno puede sufrir una lesión. ¿Qué tipo de jugador sufre más lesiones dentro de un partido?

-Dentro del rugby cada jugador tiene un riesgo propio por sus condiciones físicas de tener tipos de lesiones. Hay gente que tiene lesiones de joven y que puede recaer en esas lesiones. La educación previa ayuda al jugador a no recurrir en esa misma lesión por ejemplo con gente con problemas en hombros y rodillas. Dentro del estilo de juego los jugadores 8 suelen tener más lesiones. También el primer centro o el segundo centro también sufren lesiones dependiendo del estilo de juego del equipo. Estas dos posiciones sufren más lesiones porque tienen contactos y placajes más duros. Los alas o los zagueros pueden tener situaciones en las que en un contacto pueden sufrir lesiones. Son situaciones en las que el riesgo propio de cada jugador y posición afecta a la hora de sufrir una lesión.

-¿Qué objetivos se marca en World Rugby y Saracens con la idea de ayudar a prevenir lesiones y en la recuperación de los jugadores?

-Nuestra función en educar al jugador en Saracens. En World Rugby educamos a federaciones y clubes en este ámbito. Tenemos que facilitar a la gente entienda donde está y qué riesgos asume. Siempre hay riesgo en cualquier cosa en la vida que hacemos a la hora de lesionarnos. El problema es minimizar este riesgo y la educación ayuda a este problema.

-¿Cómo se organiza un servicio médico y cuántos miembros se compone el cuerpo médico en una cita internacional como es el Mundial de Rugby desde su experiencia en 2015?

-World Rugby no organiza la cobertura médica y la dirección la lleva el país organizador del torneo. En 2015 el jefe médico de 2019 ya estaba en su puesto y vio cómo se hacían las cosas en Inglaterra. De este modo ese trabajo lo vio para adaptarlas al sistema que se utilizará en Japón. Cada cultura es diferente y cada uno tenemos que ver las necesidades médicas.

En Inglaterra tuvimos un jefe médico absoluto y luego teníamos cuatro jefes regionales. Estos jefes regionales coordinaban las diferentes partes médicas de cada partido. Había un sistema de ambulatorio que los equipos llamaban para solucionar cualquier problema médico. Tenemos cuatro escalones: tenemos el médico del partido, el jefe médico a pie de campo y el médico que revisaba los vídeos para ver si había un riesgo de conmoción. Es un sistema invertido que cada uno tiene sus responsabilidades. En el 2015 componíamos el servicio médico unas 30 personas.

-¿Una lesión en el partido de rugby suele ser más lesiva de las que se producen en otros deportes como fútbol o baloncesto?

-El rugby tiene un riesgo más alto de lesiones. En baloncesto o balonmano ha habido lesiones graves pero muy pocas. En el rugby se ven muchas lesiones que no se ven en otros deportes. Este año tuvimos una lesión laríngea donde el jugador se le rompió la faringe en un choque con una rodilla de un jugador. Ese tipo de lesiones son raras en otros deportes y en Inglaterra tenemos documentadas cinco en los últimos años. Dentro de las lesiones de una persona en el rugby hemos visto casi todas. Tenemos que hacer hincapié en la formación y educación médica de fisioterapeutas y médicos para que solucionen este tipo de lesiones.

-¿Es fundamental que los clubes y federaciones conozcan el riesgo de cada lesión para minimizar su aparición en los jugadores?

-El padecer la lesión es una prevención y trabajamos con los educadores físicos y entrenadores. Dentro de la preparación física los jugadores que están más en forma tienden a tener menos lesiones. Su forma física les facilita realizar el placaje de manera más idónea y controlada que el que lo hace una persona con menos forma física. También evita que puedan aparecer situaciones peligrosas. La forma de juego que pide el entrenador afecta al número de lesiones y se nota en el rugby amateur.

Dentro de la parte profesional la educación afecta a los médicos. En un torneo de World Rugby requerimos que cualquier fisioterapeuta que pueda entrar en el campo tiene que tener unos niveles reconocidos de medicina. Damos cursos por todo el mundo en esos conocimientos y educamos a más gente. En España hace un mes hicimos un curso Nivel II donde médicos y fisioterapeutas de equipos de DH y DHF. La gente y los médicos se dan cuenta de que es una medicina más específica. La medicina que ellos han aprendido ha sido muy útil a la hora de tratar jugadores en el campo con diferentes lesiones. La educación del médico y fisioterapeuta a pie de campo es fundamental para el tratamiento de estas lesiones.

-¿Qué hubiera sido de Luis Mendía sin el rugby?

-Totalmente diferente jeje. No habría conocido mucho mundo tampoco jeje. Los valores del rugby como deporte de equipo te hacen trabajar de la mejor manera posible siempre. Me ayuda a conocer mucha gente y muchos amigos. Hay una comunidad mundial de rugby en la que vas a jugar a un determinado lugar y todo el mundo te abre las puertas. Disfruto trabajando en este deporte y con gente que cree en ellas y que también las disfruta.

Agradecimientos: Luis Mendía, Manuel Lezama.

VISIBILIDAD Y DESARROLLO, NUESTRA PREMISA

AGRADECIMIENTOS A NUESTROS PATROCINADORES


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here