Entre las tonterías de los partidos en la playa y los entrenamientos en la universidad y el estadio de la juventud. Entre las tonterías de la inauguración del nuevo estadio “Juan Rojas”; sólo para rugby; el ambiente de las gradas mientras llovía, la gran paella del tercer tiempo, las jugadoras y jugadores de todas las categorías, los aficionados y asistentes a todos los eventos… empezaron a parecerme menos tonterías. Y hoy al ver la grada de su estadio ,-más suyo que nunca,- con los aficionados dándolo todo, sufriendo y aplaudiendo mientras el partido lo ganábamos y lo perdíamos, y volvíamos ganar y a perder, qué así era como iba el marcador jugando contra “Industriales de las Rozas de Madrid” me di cuenta, entre tonterías, que empezaba a aprender algo de rugby.

Soy aquel que estaba sentado en la grada del estadio de la juventud o de la universidad viendo como mi hijo “Javito” también aprendía de ellos. Y ahora me veo, también en la grada, pero más propia que la de antes, entendiendo por qué luchan como fieras para avanzar un par de metros, para luego darse la mano y aplaudirse como si nada hubiese sucedido.

Es verdad que perdimos, que un empate hubiese sido más justo, pero yo salí ganando. Yo que soy un neófito, entre tonterías he ido aprendiendo jugadas y reglas que no sabía, y algo mucho más importante, mi hijo también. Mi hijo se lo pasa bien. A mi hijo le hace feliz conoceros y habar con los que antes no conocía. Disfruta viendo como jugáis, como aplaudís y como gritáis animando a su equipo de mayores; porque quiere ser como vosotros, quiere jugar con sus facilitadores y que las gradas estén llenas para que veáis jugar a su equipo de inclusión.

Volveré a la grada el próximo partido. Me sentaré en ella como si fuera un pupitre para aprender la lección que deis ese día e iré tomando nota de las cosas que todavía no sé.
Son tonterías, lo sé. Pero me gustan más que muchas verdades que no hacen feliz a mi hijo.

Rugby, gracias por todo.
Javier Martín

VISIBILIDAD Y DESARROLLO, NUESTRA PREMISA

AGRADECIMIENTOS A NUESTROS PATROCINADORES