Creo que la curiosidad es la fuerza impulsora que hay tras el progreso y el desarrollo humano. Aunque el futuro alberga numerosos retos e incertidumbres, estoy convencido de que la curiosidad puede ayudar a la humanidad a navegar por ese territorio desconocido con confianza y optimismo.

Esa curiosidad que año a año, hace que el rugby español de un pasito más adelante y nos posicione en el marco del rugby mundial.

¿Por qué hablar de la curiosidad?

Pues bien, cada pasito que damos en el rugby español, nos acerca más y más al profesionalismo de nuestro deporte y esto supone cambiar la mentalidad de todos, de amateur a profesionales.

Como si de una empresa se tratase, los clubs deben de invertir en I+D+I para mantener su competitividad para seguir en una liga cada vez más apasionante y exigente.

¿Cómo invertir en I+D+I en el Rugby? Pues con curiosidad.

Necesitamos la curiosidad para investigar en todos los ámbitos de la sociedad, pero en especial en el rugby y en concreto en España donde está resurgiendo. El mero hecho de que ahora existan 33 mil personas jugando al rugby en España nos plantea, a nosotros y a todas las instituciones y Clubs con las que compartimos la misma pasión, grandes retos.

https://elpais.com/deportes/2018/03/18/actualidad/1521378320_144485.html

Creatividad, tolerancia al estrés, impulso por conocer y mentalidad abierta, son los cuatro grandes valores de la curiosidad y que van a marcar la diferencia entre los clubs profesionales y los no profesionales.

Muchos pensaréis, ¿Curiosidad en el rugby? ¿I+D+I?

Pues sí, investigar; desde el área técnica con nuevos sistemas de entrenamiento y tácticas, hasta programas de colaboración para mejorar sistemas de recuperación para los jugadores.

Desarrollo; de las bases, del sistema organizativo, de nuevos métodos de comunicación, etc..

Innovación; no sólo con un nuevo fichaje, si no con nuevos entrenadores, formación más amplia para los técnicos de categorías inferiores, incorporación de personal sanitario que aporte una visión multidisciplinar.

Todo ello son ejemplos de curiosidad que marcan los cuatro pilares.

Y ahora que sabes que sólo necesitas curiosidad para mejorar y seguir creciendo en el rugby, ¿ a qué esperas? Rodéate de gente curiosa, porque la curiosidad no se da por casualidad. Requiere impulso por conocer y deseo de explorar.

VISIBILIDAD Y DESARROLLO, NUESTRA PREMISA

AGRADECIMIENTOS A NUESTROS PATROCINADORES


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here