Si algo tuvo malo la pasada temporada de la liga Iberdrola, a pesar de su gran y creciente nivel, fue su previsibilidad. La liga se partió prácticamente en dos mitades en las que parecía que ningún rival de los de abajo podía derrotar a los aspirantes al título. Todo esto se rompió de un plumazo ya en el primer encuentro de esta temporada, donde Sanse, penúltimo el pasado año, derrotó al todopoderoso Olímpico de Pozuelo, campeón de los últimos dos campeonatos.

Foto: CRAT A Coruña

Buen aviso para el CRAT, que, si bien no esperaba un partido fácil, de esta manera es consciente desde el primer momento de que para traerse algo positivo de Madrid tendrá que mostrar todas las virtudes que mostró la semana pasada en el partido ante Majadahonda y depurar los puntos de su juego que más flaquearon en la primera jornada liguera.

El domingo a mediodía, en San Sebastián de los Reyes pero retransmitido por streaming, se podrá ver una gran batalla rugbística en la que esperemos que el buen juego mostrado por el conjunto cristalice en una victoria que acerque al equipo a las posiciones altas de la tabla.

VISIBILIDAD Y DESARROLLO, NUESTRA PREMISA

AGRADECIMIENTOS A NUESTROS PATROCINADORES