--PUBLICIDAD--

Las bebidas que se recomiendan para la práctica deportiva deben presentar una composición específica para conseguir una rápida absorción de agua y electrolitos, y prevenir la fatiga, siendo tres sus objetivos fundamentales:

– Aportar hidratos de carbono que mantengan una concentración adecuada de
glucosa en sangre y retrasen el agotamiento de los depósitos de glucógeno.
– Reposición de electrolitos, sobre todo del sodio.
– Reposición hídrica para evitar la deshidratación.

Tenemos que saber que los alimentos y líquidos especialmente adaptados ayudan a solucionar problemas específicos para que se pueda alcanzar un balance nutricional óptimo.

Estos efectos beneficiosos no están limitados sólo a deportistas que realizan un ejercicio muscular regular e intenso, sino también a aquellas personas que por sus trabajos hacen esfuerzos importantes o en condiciones adversas, y a aquellas personas que durante su tiempo de ocio hacen ejercicio físico y entrenan.

Recientemente se está promocionando en medios de comunicación una cerveza isotónica como bebida para cuidar al deportista y como ayuda para reponer la hidratación, sales minerales y energía. Debido a la transcendencia que tiene la hidratación del deportista, hemos querido analizarla y aportar evidencia científica que demuestre el valor de su uso o lo niegue.

En España, el colectivo de Rugbiers aficionados es extremadamente elevado y en gran medida carece de información adecuada sobre aspectos nutricionales, como la hidratación en el deporte.

Las consecuencias de una inadecuada hidratación en las actividades físicas y deportivas, pueden ser muy peligrosas para la salud, provocando en, algunos casos, problemas graves y desenlaces fatales.

La composición de las bebidas que se recomiendan en el deporte y en la actividad física están perfectamente descritas en base a la evidencia científica disponible en la actualidad. bebidas presentan una composición específica para conseguir una rápida
absorción de agua y electrolitos, y prevenir la fatiga, siendo tres sus objetivos fundamentales:
– Aportar hidratos de carbono que mantengan una concentración adecuada de glucosa en
sangre y retrasen el agotamiento de los depósitos de glucógeno.
– Reposición de electrolitos, sobre todo del sodio.
– Reposición hídrica para evitar la deshidratación.

La bebida deportiva debe suministrar hidratos de carbono como fuente fundamental de energía y debe ser eficaz en mantener la óptima hidratación o rehidratar, recomendando los siguientes márgenes en la composición de las bebidas para tomar durante la práctica deportiva:
– No menos de 80 kcal por litro.
– No más de 350 kcal por litro.
– Al menos el 75% de las calorías provendrán de hidratos de carbono con un alto índice glucémico (glucosa, sacarosa, maltrodextrinas).

– No más de 9% de hidratos de carbono: 90 gramos por litro.
– No menos de 460 mg de sodio por litro (46 mg por 100 ml / 20 mmol/l).
– No más de 1150 mg de sodio por litro (115 mg por 100 ml / 50 mmol/l).

– Osmolalidad entre 200-330 mOsm/kg de agua.

La cerveza que se presenta como bebida para deportistas no cumple con los criterios y garantías necesarios para ser recomendada ni en el deporte ni en la actividad física.

Por lo que debemos de decir que la cerveza isotónica no cumple con éstos criterios científicos y nos vemos obligados a dejar unas recomendaciones a nuestros jugadores:

Es muy importante que la persona que practique una actividad deportiva esté adecuadamente hidratada durante todo el día, es decir, antes, durante y después del esfuerzo físico que realice. La hidratación durante la actividad física es incompleta en muchos deportes por las características del esfuerzo y las pérdidas sudorales. En estos
casos hay que intentar optimizar la hidratación lo máximo posible.

Bibliografía:

Sociedad Española de Medicina del Deporte

#Rugby #RugbySpain #Visibilidad #Desarrollo #Familia

VISIBILIDAD Y DESARROLLO, NUESTRA PREMISA

AGRADECIMIENTOS A NUESTROS PATROCINADORES