Nadie del club contempla volver a saltar al mismo campo la próxima temporada en lo que respecta a su primer equipo: “Si no se juega desde septiembre en el Juan Rojas será un rotundo fracaso que no estamos dispuestos a asumir como propio ni a aceptar, pero el convencimiento es el de que eso no sucederá y que por fin será real el hashtag de lucha #uncampoderugbyya”. Así lo ha expresado su presidente, Miguel Palanca, en las vísperas de que se juegue la vuelta de la promoción por la permanencia en División de Honor B, “con confianza cero”, ante el CAU Metropolitano, una actitud que encaja en la propia naturaleza de la entidad unionista y el ADN que marca todas sus acciones.

En ese sentido, Palanca ha recordado que “la maquinaria de URA lleva a pleno rendimiento desde que se constituyó, sin desfallecer jamás pese a no contar con ayudas públicas, solo generando sus propios recursos para sostener una promoción extraordinaria que hace de Almería por toda España”. El presidente de los cruzados ha recordado que su proyecto “está basado solo en los valores que representa, defiende y pone en práctica, por lo que puede ponerse delante de quien sea con la cabeza bien alta, orgulloso de lo que aporta a cambio de nada”. El Juan Rojas está ya muy cerca y “es de justicia, no es ‘un regalo’, sino una recompensa a todo lo que muchísima gente ha trabajado”.

Cartel URA – CAU Metropolitano en el “Emilio Campra”

Tampoco ha sido un regalo el magnífico 20-49 cosechado en Orcasitas durante la ida de la eliminatoria de permanencia, pese a que la referencia que de URA tenía algún sector de la grada madrileña era solo el sufrimiento padecido en la temporada y se pensó que se pasaría por encima de unos cruzados. Pero sin la menor duda, al rugby le ha salido un magnífico aliado con este club que tan bien lo representa, y que cuajó un extraordinario partido definido por la enorme inteligencia aplicada y el respeto al rival, sin entrar en nada más pese a haber perdido de nuevo a Emilio Arias en un ‘retardado’. En pleno San Juan, tras la noche de San Juan, concentración de nuevo para quedarse en nacional.

Pablo Jiménez, el técnico almeriense, ha recordado que “el domingo pasado se logró un magnífico resultado gracias a la excelente ejecución del plan de juego que se había diseñado”. Se tenía claro todo, “sus virtudes, sus debilidades, qué teníamos que hacer, cuándo atacarlas, cuándo hacer los cambios… y todo este planteamiento lo llevaron a cabo los jugadores de manera ejemplar”. Pero se suma a dar la orden de ‘confianza cero’: “Esto no quiere decir que el domingo no vaya a haber complicación, ya que pudimos ver que CAU es un equipo muy fuerte, con una delantera muy poderosa, no rehuyendo de los contactos”.

Es más, “metieron tres ensayos fruto de la capacidad que ellos tienen de ir por delante, así que no hay que confiarse lo más mínimo”. Se ha vuelto a diseñar de nuevo el plan de juego y “si los jugadores y cuerpo técnico somos capaces de estar concentrados y ceñirnos a él, hay esperanzas de estar una temporada más en División de Honor B”. Para el partido habrá varias bajas importantes, lo que hace que las alarmas estén encendidas: “En primera no estarán Quintana ni Oliver, y Rullo está dudoso, pero la buena noticia es que se va a recuperar a Biya, más atrás no estará Emilio Arias, que debutó tras varios meses pero que a los dos minutos se hizo daño, ni con Jules, pero hay solución”.

Otro elemento que ‘juega el partido’ es la fecha tan señalada: “Todos sabemos lo que es la noche de San Juan en Almería, que los jugadores son jóvenes y todo eso, pero no hay problema porque todos están muy motivados porque no olvidan de dónde venimos, lo dura que ha sido la temporada, lo difícil que fue sobre todo la primera vuelta, con resultados muy duros, y lo que ha costado ser capaces de revertir la situación, así que es el mensaje que hemos tenido todos, empezando por mí pero siguiendo por los capitanes y lideres del equipo, y es el de que no podemos tirar ese trabajo tan duro que hemos hecho estos meses porque ahora, a falta de un partido, estemos cansados”.

Jiménez entiende la saturación, “es lógica”, pero ve una oportunidad: “Aquí es cuando hay que demostrar pundonor y coraje; nos queda un último empujón, todos los jugadores se han confabulado, todos conocen nuestra historia y todos quieren hacer un buen partido delante de la afición, recordando que no va a ser fácil por mucho que el resultado de la semana pasada pueda hacer pensar que teníamos delante a un equipo débil”. Tras vivir la emoción en el césped, se va a estrenar Lamarca San Francisco como sede con la organización de un bonito tercer tiempo en el centro de la ciudad abierto a todo el que quiera vivirlo

#Rugby #RugbySpain #Visibilidad #Desarrollo #Familia

VISIBILIDAD Y DESARROLLO, NUESTRA PREMISA

AGRADECIMIENTOS A NUESTROS PATROCINADORES