El Salvador trabaja guantes para la batalla final.

“Es una experiencia que nos ha encantado, y ya tenemos ganas de volver una vez más”. Con esta afirmación del capitán de SilverStorm El Salvador Fernando G. Altés se ilustra perfectamente el gran ambiente vivido esta tarde en el entrenamiento llevado a cabo por la plantilla blanquinegra en el gimnasio del Club Boxeo Valladolid junto con los púgiles y entrenadores del equipo boxístico.

Foto Manuel Á. González: Los jugadores de SilverStorm El Salvador y los púgiles del Club Boxeo Valladolid posan en el entrenamiento conjunto realizado esta tarde.

“Se trata además de una actividad diferente a lo que estamos acostumbrados, en la que hemos trabajado el tren superior, y que además nos sirve mucho en esta semana de parón para afinar”, afirmaba Altés al término de la sesión de entrenamiento. El capitán colegial añadía que “aunque el boxeo es un deporte individual, comparte mucho de nobleza y camaradería con el rugby”.

En los ejercicios practicados, los jugadores de SilverStorm El Salvador han practicado diversas técnicas con los púgiles del CBV, tanto de preparación individual con comba, sacos y punching ball, como practicando diversas destrezas y tipos de golpes por parejas, con asaltos regulados al tiempo oficial de 3 minutos.

 

“Hemos tenido un entrenamiento con mucho ritmo e intensidad, lo que nos puede ayudar mucho para la preparación física de este tramo final de la temporada”, aseguraba Fernando G. Altés. Por su parte Domingo Rodríguez, entrenador del Club Boxeo Valladolid destacó que “se trata de una actividad divertida y que sirve para romper la rutina de entrenamientos, tanto en el boxeo como en el rugby, y que nos sirve a todo para aprender cosas nuevas”.

Foto Manuel Á. González: Los jugadores de SilverStorm El Salvador y los púgiles del Club Boxeo Valladolid posan en el entrenamiento conjunto realizado esta tarde.

Rodríguez añadió que “este tipo de acercamientos a otros deportes puede ayudar a nuestros púgiles a que se interesen por cosas nuevas, como en este caso es el rugby, desconocido por muchos de ellos, pero que eguro que se animarán a ver partidos a partir de ahora, como seguro que los jugadores de SilverStorm El Salvador comienzan a interesarse por nuestros combates”.

 

El preparador del Club Boxeo Valladolid aseguró tener “muchas ganas de repetir la experiencia, porque nos hemos divertido, y nos ha ayudado a acercarnos a un nuevo deporte y conocer sus técnicas como nosotros les hemos dado consejos relacionados con las habilidades propias del boxeo”.

 

Pin It on Pinterest