BIENESTAR DEL RUGBIER

La conmoción cerebral en el rugby

Sobre la conmoción cerebral, ¿Qué debemos saber?

La conmoción cerebral es la alteración de la función del cerebro secundaria a un traumatismo, con o sin pérdida del conocimiento. Una definición más amplia sería la alteración fisiológica de la función cerebral inducida por un traumatismo manifestado por pérdida de conciencia, amnesia, alteración del estado mental, la personalidad o déficits neurológicos focales. Las conmociones, también llamadas traumatismo cerebral leve, son, normalmente, afectaciones temporales de la función neurológica, frecuentes en la mayoría de los deportes de contacto. En la conmoción coinciden fuerzas de compresión en el punto de contacto (coup) y de tensión en el lado opuesto al traumatismo (contre-coup) y, también, fuerzas de rotación. La conmoción cerebral puede ser causada por un golpe directo en la cabeza, la cara, el cuello o bien en cualquier otra parte del cuerpo con el impulso transmitido a la cabeza.

¿Quién tiene más riesgo de sufrirla?

Las conmociones cerebrales pueden ocurrir a cualquier edad. Sin embargo, los deportistas niños y adolescentes:

  • son más propensos a la conmoción cerebral
  • tardan más en recuperarse
  • tienen más problemas significativos de memoria y de procesamiento mental
  • son más propensos a raras y peligrosas complicaciones neurológicas, incluida la muerte causada por un único o segundo impacto

Los deportistas con un historial de dos o más conmociones cerebrales dentro del último año tienen más riesgo de lesiones cerebrales adicionales y recuperación más lenta y deben procurar que sea evaluado por un profesional médico antes de retornar al juego.

Síntomas iniciales

Los principales signos y síntomas que nos encontramos son, confusión o una expresión vacía; las respuestas suelen ser lentas, con cambios en su estado emocional que se hace más evidente en el atleta confuso. También pueden presentar dolor de cabeza y mareos, así como visión doble o nublada.

Una historia de persistentes vómitos, aumento del dolor de cabeza y desorientación con cambios de conciencia alertan sobre otras patologías con aumento de la presión intracraneal, cuadros que se pueden asociar con hematomas epidurales, subdurales u otro tipo de sangrado intracraneal. Podemos resumir los síntomas iniciales en:

  • Dolor de cabeza
  • convulsiones
  • Pérdida de conocimiento
  • Nauseas
  • Confusión
  • Mareo
  • Alteración del comportamiento

Os dejamos el siguiente vídeo y a modo de entrenamiento, con los síntomas que hemos mencionado anteriormente, intenta reconocer alguno y piensa si decidirías retirar al jugador o no.

¿Qué debemos hacer?

La importancia de reconocer los síntomas iniciales a tiempo es la clave de una buena prevención, World Rugby pensó en eso y quiso extender su preocupación por esta patología a todo el rugby, no sólo al nivel profesional, por lo que realizó una herramienta de bolsillo con la que los entrenadores, fisioterapeutas u otros profesionales puedan usar de forma rápida para evaluar a sus jugadores, además tras la evaluación World rugby a querido realizar una secuencia de actuación rápida y sencilla, la englobó en lo que conocemos como las “6 R”:

Reconozca: Identifique los signos y síntomas de la conmoción cerebral para comprender cuándo hay una posibilidad de que un deportista sufra una conmoción cerebral.

Retire: Si un deportista tiene una conmoción cerebral o si hay una sospecha de que ha sufrido una conmoción cerebral: debe ser retirado inmediatamente del campo de juego.

Remita: Una vez retirado del juego, el jugador debe ser trasladado inmediatamente a un profesional cualificado de la salud que haya sido capacitado para evaluar y tratar conmociones cerebrales.

Reposo: Los jugadores deben descansar sin hacer ejercicio hasta que hayan desaparecido los síntomas y luego empezar un Retorno Gradual al Juego. World Rugby recomienda un retorno al juego más conservador para niños y adolescentes que veremos en próximos artículos.

Recuperación: Se requiere una recuperación plena de la conmoción cerebral antes de autorizarse el retorno a la actividad. Esto incluye que hayan desaparecido los síntomas. El reposo y opciones de tratamientos específicos son críticos para la salud del deportista lesionado.

Retorno: Para obtener un retorno seguro a las prácticas del Rugby, deben haber desaparecido los síntomas del deportista el que además debe contar con una autorización escrita de un profesional calificado de la salud, entrenado en evaluar y tratar conmociones cerebrales. El deportista completará el protocolo de Retorno Gradual al Juego (GRTP).

A modo de ayuda os dejamos una herramienta muy útil para el día a día en el campo y un resumen sobre la conmoción cerebral por World Rugby:

World_Rugby_Concussion_Guidance_ES

Pocket_CRT_2013_ES

Bibliografía

 

  1. McCrory P, Meeuwisse W, Johnston K, Dvorak J, Aubry M, Molloy M, et al. Consensus statement on concussion in sport. The 3rd International Conference on Concussion in Sport, held in Zurich, November 2008. Clin J Sport Med 2009; 19:185-200.
  2. Leddy JJ, Kozlowski K, Donnelly JP, Pendergast DR, Epstein LH, Willer B. A preliminary study of subsymptom threshold exercise training for refractory post-concussion syndrome. Clin J Sport Med 2010; 20:21-7.
  3. Manual del curso para el manejo de la conmoción cerebral para profesionales de la salud. World Rugby. 2017.

En RugbySpain queremos que estés debidamente informado sobre el mundo del Rugby y que jugadores, técnicos y clubes encuentren soluciones profesionales a para todas las necesidades. Sabemos que el momento es ahora, y hemos venido para ayudarte. Contactanos: info@RugbySpain.com

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Copyright © 2019 RugbySpain - Todos los derechos reservados.Themetf

To Top
Contáctenos Rugbyspain Formulario avanzado
Detállenos aquí su mensaje
Enviar