RugbySpain con Fernando Saccone y “Rugby Mental”

Agustin Woinilowicz
Vistas: 3
0 0
Read Time:15 Minute, 16 Second

Hoy queremos brindaros la entrevista con Fernando Saccone, autor de Rugby Mental. Esperamos os ayude a conocer algo mejor al “licenciado Saccone”.

 

Que es Olivos Rugby Club para vos?

Olivos es un club impresionante al que le estaré siempre agradecido. A pesar de no haber jugado en el Club me han hecho sentir siempre como en mi propia casa. Si bien es el tercer año que estoy trabajando allí es como que conociera a su gente de toda la vida. Todos han tenido la mayor de las predisposiciones para con el trabajo psicológico: directivos, entrenadores y jugadores de todos los planteles. Gente muy anfitriona, educada, con ganas de trabajar y con grandes valores. Y lo que digo tiene respaldo…mira que he visitado y trabajado en infinidad de clubes a lo largo de mi carrera.

Contame tu mejor partido y contra quien?

Hay un partido que recordaré siempre….se ve que quedó marcado en mí y en mis ex compañeros de camada, jugábamos en ese entonces en la 5ta A de Champa vs el CASI en la catedral allá x el año 93. Mi puesto era el de ala y marqué 2 lindos tries pero a su vez fue impresionante lo que tackleé durante todo el partido, tal es así que al finalizar el partido se acercó nada más y nada menos que Michingo O “Reilly a preguntarle a mi entrenador que era Luis Martín y Herrera (actual presidente de Champa) quien era yo para acercarse luego a felicitarme personalmente. Inolvidable gesto que quedó en mi memoria y en la de mis compañeros.

Psicología aplicada al rugby.
Algo indispensable no?

Es indispensable hoy en día para todos los deportes de alto rendimiento. Nadie duda de que para alcanzar el mejor rendimiento hay que estar en un óptimo estado mental. Todos (la TV, el público, jugadores, entrenadores) le dan en mayor o menor medida razones de índole psicológica a las diferentes performances deportivas. (“…El equipo entra en lagunas de desconcentración …”, “…Siempre nos pasa lo mismo en el primer tiempo (o (en el segundo)”, “ Nos faltó agresividad” o bien “…Estuvimos muy concentrados durante todo el partido…”, ”…Pudimos disfrutar de lo que hacíamos…”, “…Jugamos con actitud…”). Sin embargo no se profundiza demasiado en los motivos que hacen a que estas cosas sucedan en determinados jugadores y equipos. De hecho, el entrenamiento mental no siempre existe dentro de la planificación de los entrenamientos, o (en el caso de existir) en ocasiones no es trabajado de la manera correcta por algunos de los profesionales del área, o algunas veces se convoca a gente que no es profesional del área que pretende sin mala intención trabajarlo por medio de talleres o determinadas técnicas que hoy están en boga pero sin el diagnostico profesional indispensable para un trabajo medianamente responsable. Lamentablemente esto se debe lógicamente a la falta de conocimiento. A su vez aún no se comprende que “la fortaleza mental se desarrolla” y que lo ideal es comenzar a trabajar con los jugadores ya desde las categorías infantiles y juveniles. Por eso es que siempre hablo de la importancia de la capacitación de los entrenadores y staffs de todo el sistema club en lo referido a lo psicológico. Porque los jugadores se desarrollan en un sistema y van pasando por diferentes entrenadores y miembros del staff a lo largo de su crecimiento y de alguna manera todos deben estar alineados en el cómo se manejan estas cuestiones para que ese crecimiento sea el más apropiado y no existan mayores contradicciones o doble mensajes que entorpezcan el óptimo desarrollo psicológico. Antes y por decirlo de alguna manera, “recibíamos en los clubes a los jugadores formados por la familia, la escuela, la iglesia” y desde el club “se reforzaba sobre lo ya trabajado por ellos”….pero lamentablemente hoy en día y la mayoría de las veces estas instituciones están en déficit, y en consecuencia como conductores tenemos una responsabilidad aún mucho mayor que la de antaño, que es la de “ser formadores y desarrolladores de la fortaleza mental de nuestros jugadores” y esto “requiere de capacitación”. Todo evoluciona, y el rugby y todas las disciplinas deportivas en general no son la excepción. En resúmen, lo psicológico debe trabajarse con los jugadores pero a su vez con los entrenadores y miembros del staff porque ellos son los que están en el día a día con el jugador y refuerzan o no el trabajo profesional realizado. Y esto último debería ser igual tanto para los clubes como para los seleccionados de las diferentes uniones, ya que “trabajar desde lo psicológico solo con los jugadores pero no con el staff que lo dirige, implica realizar un trabajo a medias y con resultados limitados”.

Contame de tu camino en la UAR…

A mediados del 2013 me convoca Pancho Rubio que era en ese momento el Director de Alto rendimiento de la UAR para entrevistarme porque había escuchado de mi trabajo en clubes. Siempre rescato esa convocatoria ya que no nos conocíamos y eso habla de que no se manejó guiándose por “amiguismos” que muchas veces son dañinos para el trabajo de cualquier institución. Me propuso que observe el sistema de trabajo de la UAR y que en función de ello le presente un programa de trabajo. Así fue que desarrollé el Área Psicológica de los diferentes Pladares. Si bien en principio el programa fue diseñado específicamente para los Pladares, y trabajar con los jugadores y miembros de cada staff, la demanda superó ampliamente a lo planificado y en poco tiempo comencé a trabajar también con los diferentes seleccionados (7s, Pumitas, Pampas, Jaguares en diferentes concentraciones). Fue una experiencia espectacular de la que tengo el mejor de los recuerdos. De hecho continúo trabajando en el consultorio individualmente con muchos de los hoy Pumas/Jaguares. Lamentablemente con la ida de Pancho Rubio algunas cosas cambiaron y en el sistema primó la decisión de dar de baja el área, lo que significó sin duda una gran involución si tan solo tomamos en cuenta que en las grandes potencias el trabajo mental con psicólogos deportivos especializados es algo que hoy no da lugar a discusión alguna a partir del gran trabajo que viene haciendo Gilbert Enoka con los All Blacks hace más de 10 años. Pero los procesos son así y conllevan la mayoría de las veces algunas lógicas resistencias al cambio por parte de ciertos protagonistas que no son los que precisamente tienen la presión de salir a competir en la cancha, y que tal vez aún no comprenden la importancia del trabajo mental quizás porque en su época de jugadores trabajar con psicólogos deportivos no era algo necesario y de hecho impensado.

Tu libro “Rugby Mental” contame de que se trata.

El libro Rugby Mental surge precisamente como consecuencia de mi paso por la UAR. Viajando por el país x los diferentes Pladares acostumbrábamos dar clínicas abiertas sobre lo referido a cada área y observé que la demanda e inquietudes por parte del público en las clínicas relacionadas con el entrenamiento mental fue impresionante, lo que me hizo tomar conciencia de la necesidad que existe sobre esta temática de la que todo el mundo habla pero que pocos conocen como trabajar. Decidí así aportar mi grano de arena para con el público de rugby escribiendo el libro para que se comenzara a tener herramientas de trabajo al respecto. El libro está dirigido a jugadores, entrenadores y miembros de staff, dirigentes y referees, y cada uno de los protagonistas del juego podrá encontrar e identificarse allí con cuestiones de ocurrencia cotidianas y aproximaciones básicas para su resolución. Es un libro que toma en cuenta a cada receptor del mensaje y está escrito con un lenguaje sencillo “bajado a tierra” con ejemplos relacionados con el deporte y con la vida. De hecho ha tenido también mucha demanda por parte de muchos protagonistas de otras disciplinas deportivas. Jamás imaginé que iría hoy ya en tan poco tiempo por la 5ta edición, y que lo presentaría a lo largo de todo el país y países limítrofes. El año pasado también realicé presentaciones en España en distintas Federaciones, en Clubes y en Universidades..

Cual fue tu mayor desafío y como lo pudiste lograr?

¡que pregunta! Desafíos varios!!! tanto agradables como no tanto….podría nombrarte infinidad de desafíos laborales así como extra-laborales. La vida misma es un desafío constante. Considero que el secreto está en ver todas las cosas que nos ocurren tanto agradables como desagradables como un verdadero desafío en lugar de verlas como una amenaza. Cada una implica una nueva oportunidad de crecimiento, de evolución y de cambio. Se trata de abrir puertas en lugar de cerrarlas. Las cosas que en lo personal he logrado se sostuvieron en eso, en traducirlas mentalmente en una nueva oportunidad. Para ello hay que intentar ser lo más objetivo posible y en función de ello obviamente es menester dejar de lado la subjetividad. Ser lo más racional posible en la medida de nuestras posibilidades. No dejarse llevar x las emociones, las frustraciones, x la ira, x el enojo y realizar una evaluación permanente de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones que derivan de los mismos… Acostumbro a intercambiar y a cotejar mi forma de ver las cosas con otras personas ya que considero que nadie es dueño de la verdad absoluta. Y cuando digo con el resto digo con gente allegada y también con la que no lo es tanto, en búsqueda de la objetividad. Te respondo tu pregunta en la práctica con un solo ejemplo: si bien en su momento sentí mi ida de la UAR como una gran frustración inmediatamente decidí traducirla mentalmente en una nueva oportunidad que derivó en el libro Rugby Mental.

Se viene un libro nuevo?

Así es! Precisamente estoy en eso. Se viene un libro nuevo que prácticamente es el producto del intercambio con el público en las presentaciones de Rugby Mental. Así que de alguna manera podría decirte que “el nuevo libro lo estamos escribiendo entre todos”. Estoy convencido de que tendrá una gran repercusión, inclusive aún mayor que la de Rugby Mental y que será de mucha ayuda para todo el público del rugby y también el de otros deportes.

A quien destacas como persona que te haya ayudado para ser psicólogo y para mezclarlo y aplicarlo al deporte de alto rendimiento?

Sin duda al “Negro” Eduardo Poggi (ex – traumatólogo de Los Pumas). El me atendió cuando yo tenía 18 años porque lamentablemente una lesión no me permitía continuar jugando. El rugby para mi “era todo” y como siempre digo “cuando para alguien algo es todo, corre con el gran riesgo de quedarse sin nada”. Eso fue lo que me sucedió y fue tal la frustración que me sugirió ver a un psicólogo y este último me ayudó a poner en palabras lo que me sucedía y a poner en su lugar las cosas, lo que me proporcionó un gran alivio. Lógicamente a esa edad tuve que enfrentarme con lo que quería estudiar, lo que implicó un gran desafío para mí porque en mi cabeza solo cabía ser un deportista. Y a raíz de darme cuenta de los beneficios de utilizar la mente fue que me decidí por esta profesión. Pero mientras estudiaba no lograba proyectarme atendiendo entre 4 paredes de un consultorio. Muchos años más tarde allá por el año 96, y luego de recibirme y realizar la especialización deportiva “causal o causalmente” apareció nuevamente el Negro Poggi convocándome para disertar sobre “la rehabilitación mental de la lesión deportiva y la importancia del entrenamiento mental” en el Paseo de la Plaza para el Primer Congreso de Ciencias Aplicadas al Rugby organizado por la Fundación Rugby Amistad. A partir de allí fui regresando poco a poco a las canchas junto a mi primer y gran amor que es el rugby pero desde otro lugar diferente relacionado con mi trabajo. Linda historia de la que fue protagonista el Negro que sin lugar a duda fue un pionero y visionario de toda esta temática y al que le estaré eternamente agradecido.

Como hace un capitán para liderar un equipo con tan sólo 60 minutos en cancha?

Considero que el origen del problema no pasa porque un capitán salga en un momento determinado del partido sino por la visión unipersonal que tenemos nosotros del liderazgo que es algo ya obsoleta. Que un equipo pueda mermar deportivamente porque un capitán determinado deja la cancha o está lesionado implica que hay algo a trabajar y resolver dentro de cualquier plantel en el que ello ocurra. Esto significa que no podemos depender exclusivamente de un líder. Necesitamos tener más jugadores con capacidad de liderazgo que puedan reemplazar al capitán en el caso de ser necesario. Y sino los tenemos deberíamos preguntarnos qué es lo que no está funcionando en el plantel o en el sistema club o unión que hace a que esos líderes no aparezcan. Acostumbro escuchar en los clubes a personas que diagnostican: “el problema es que no tenemos líderes”, y si bien ese diagnóstico puede ser válido habría que reflexionar y profundizar aún más sobre el mismo, ya que los líderes se desarrollan también en el club. Solemos pensar que “líder se nace”, cuando esto no es así. El líder se configura en una familia, en la escuela y en el Club. Muchas veces bloqueamos la posibilidad de liderazgo de otros jugadores con la elección de capitán impuesta ya desde categorías juveniles y/o hasta infantiles!!!! Y el jugador se desarrolla siendo liderado por alguien y no asumiendo algunas cuestiones que tienen que ver con esta responsabilidad. Es importante que en las categorías infantiles los capitanes sean electos semanalmente por el entrenador en forma rotativa mencionándoles al resto de los chicos las razones de esa elección que estará en función de “los valores guía del Club que pretendemos que incorporen para que el resto tienda a imitar estas conductas”. En las categorías juveniles ya los jugadores deben elegir a sus capitanes aunque se equivoquen, porque justamente es la edad en la que pueden equivocarse para que no les suceda esto como adultos. Y en la categorías adultas debe ser también el plantel quien elija el capitán y es por ello es que “debe existir un estatuto de elección de capitán (también para utilizar en las categorías juveniles) que priorice que los habilitados para votar sean prioritariamente gente con compromiso y asistencia en entrenamientos” antes que nada. Para que votar sea un premio y ser elegido también lo sea y todos tiendan a comprometerse. Como vemos los clubes y planteles pueden motivar e incentivar al desarrollo y la aparición de líderes pero muchas veces sin mala intención paradójicamente lo bloquean. Es importante que el jugador sea elegido x sus compañeros al igual que un grupo de liderazgo que lo acompañe y auxilie al capitán en sus funciones tanto grupales como deportivas, ya que de lo contrario en caso de lesión o cansancio o cambio táctico o lo que fuere no tendremos quien esté empapado en lo que significa liderar ese grupo/equipo. Digo “auxilie” porque muchas veces los capitanes cargan una pesada mochila con ese “doble rol de capitán y jugador” en la que se hacen cargo de todos los problemas que provienen tanto de los jugadores del plantel como del staff y eso cansa física y mentalmente (de hecho en mucho casos esto deriva en lesiones y en desmotivación). Auxiliar no significa tomar decisiones, el capitán es quien siempre decide pero un grupo elegido trabaja con él auxiliándolo permanentemente. No es lo mismo que “referentes” (el referente no es elegido y por lo general cuenta con un alto grado de subjetividad….quién es referente para mí, tal vez no lo sea para otro). Y digo elegido por sus compañeros porque “es condición de un sano liderazgo la de ser elegido por los liderados”, y en el caso del deporte en lo posible anualmente porque debe ser revalidado para la confirmación permanente de ese liderazgo. De hecho todo lo que te menciono tiene una gran virtud que es que soluciona indirectamente el famoso tema de “las camarillas”. La elección debería ser anónima y ´por escrito por los beneficios que esto implica. La imposición no es lo correcto aunque entiendo que estemos habituados en el rugby a ello. Pero como te decía con anterioridad, los tiempos cambiaron y este cambio exige adaptación. De hecho vemos como las generaciones actuales escapan al compromiso y la responsabilidad por varios motivos que serían extensos de enumerar y es nuestro deber trabajar desde los clubes para generar compromiso y responsabilidad que son condiciones básicas para predisponer al desarrollo del liderazgo.

Frases Destacadas del Libro
“Así como un músculo puede ser llevado al límite de sus capacidades, también podemos lograr lo mismo con cada aspecto mental” “

“La clave inicial pasará por insistir en adquirir el hábito de trabajar la mente”

“Es menester poner el foco previamente en las metas de desempeño, que son las que nos permitirán contar con mayores probabilidades de lograr conseguirlos.”

“Es importante que las metas sean DIFÍCILES, para que nos auxilien en el proceso de motivación y autosuperación permanente, pero a su vez, también medibles, reales y alcanzables, ya que, de lo contrario posiblemente acarrearán frustración y obtendremos lo contrario a lo buscado.”

“El juego es una reacción del entrenamiento; es decir, se juega como se entrena.”

“Un viaje de mil millas comienza con un sólo paso”.

“La motivación es la causa que promueve a una persona a actuar o realizar algo”.

“Poner el deseo por sobre la voluntad es fundamental para tener siempre presente el convencimiento.”

“El deseo es la motivación por excelencia”

“Concentración: es la capacidad que hace al proceso voluntario de atención sostenida en un foco por un período de tiempo determinado”.

Fernando F. Saccone ejerce su tarea como psicólogo deportivo desde el año 1996. Elaboró el Programa de Entrenamiento Mental para el sistema de alto rendimiento de la UAR, desarrollando el área psicológica en todos los Pladares, trabajando con jugadores managers y staffs, así como con los entrenadores y seleccionados nacionales. Con posterioridad trabajó con el área referato de la URBA. Disertante en varios cursos y congresos, en la actualidad trabaja para Olivos Rugby Club y desarrolla clínicas, intervenciones y asesorías en varios clubes de la Argentina y de otros países de habla hispana que solicitan frecuentemente de sus servicios.

Escribió esta noticia:

Agustin Woinilowicz

"El polaco": Pilar fundamental en nuestra redacción. Al otro lado del charco, Agustín Woinilowicz, cuenta con los recursos suficientes para mantenernos informados del rugby en toda Sudamérica. Precursor del "Derrumbe Cero" y la integridad física del jugador en la melé.
editor
Next Post

El Bathco Rugby ficha a Simon Hafoka como nuevo técnico e incorpora a cuatro jugadores nuevos

Share on Facebook Tweet it Share on Google Pin it Email El Bathco Rugby de Santander ha incorporado nuevas caras con el objetivo de alcanzar las plazas de ascenso a División de Honor, donde ocupa la tercera posición, con 40 puntos en el grupo A. Por tanto, desde la entidad […]
A %d blogueros les gusta esto: