Sebastian Perasso «Con el Rugby a todas partes»

Agustin Woinilowicz
Vistas: 38
0 0
Read Time:11 Minute, 18 Second

ENTREVISTA A SEBASTIAN PERASSO
«CON EL RUGBY A TODAS PARTES»

Datos personales:

Sebastián E. Perasso, nació en Capital Federal, el 4 de Diciembre de 1969. De profesión Escribano. Casado con Mónica Valeria Vila y padre de dos hijos: Isidro y Faustina.

Se desempeñó como jugador en el San Isidro Club (SIC) desde los 5 años de edad.

Formó parte del Plantel Superior durante 10 temporadas, desde 1992 hasta el año 2001, ocupando distintas posiciones en la línea de tres cuartos.

Jugó en Primera División del SIC y obtuvo el Campeonato Nacional de Clubes en 1993.

Comenzó a entrenar en 2004.

Entrenador y encargado Menores de 22 del SIC año 2005 y 2006, Colaborador del Plantel Superior del SIC año 2004, 2007 y 2008

Entrenador del San Isidro club M6 año 2011 – Entrenador M7 año 2012 – Entrenador M8 año 2013 – Entrenador M9 año 2014 – Entrenador M10 2015 – Entrenador M11 2016 – Entrenador M12 2017

Es autor de la serie de Libros Rugby Didáctico que comprende: Rugby Didáctico: en 2007, Rugby Didáctico 2 (El Entrenador) en 2008, Rugby Didáctico 3 (historia y estadísticas) en 2009, Rugby Didáctico 4 (espíritu y filosofía) en 2011, Rugby Didáctico 5 (preguntas y respuestas) en 2012, Rugby Didáctico 6 (el rugby infantil) en 2014 y Rugby Kids en 2015, todos editados por Editorial Dunken, a excepción de los dos últimos editados por Zona de Tackle.

Es autor del libro “Veco Villegas, Pasión por el rugby”, biografía de Carlos “Veco” Villegas, editado por Zona de Tackle.

Es autor del libro “El interior, Historias de Rugby”, editado por Club House.

Con nueve libros editados y más de 30.000 ejemplares vendidos, es el autor en habla hispana que más libros de rugby ha publicado y asimismo el que más ejemplares ha vendido.

Ha sido invitado a dar charlas, conferencias y clínicas de rugby en Uniones Provinciales de rugby, Colegios, Universidades, en TEDx Resistencia, cárceles, y más de 50 clubes de rugby del país y del extranjero, (incluyendo Uruguay, Brasil, Chile, Colombia y España, entre otros).

Ha visitado a través de jornadas de coaching las 24 provincias de la República Argentina.

Integrante de la Subcomisión de Prensa y Comunicación del SIC – encargado de contenidos pagina web y newsletter (2010/11/12/13/14)

Integrante de la Subcomisión de difusión URBA (2013/2014/2015)

Encargado de Comisión ética y valores en URBA (2013/2014/1015)

Encargado de coaching e Integrante de la Comisión de juego del San Isidro Club en el área “El juego con pelota” (2015/2016/2017)

Encargado del programa de Formación de entrenadores del San Isidro Club (2017)

Sebastián Perasso
«Con el Rugby a todas partes»

Agustin:1. Contame tu vida como entrenador y hombre dedicado al rugby. ¿Cómo lo llevas con tu familia?
Sebastian: Desde que escribí mi primer libro de rugby a comienzo de 2007, hace ya 10 años, mi vida entró en un ritmo intenso, con muchos desafíos y a la vez oportunidades.
Disfruto inmensamente lo que hago, que es escribir y poder viajar a distintos lugares de mi país y del exterior dejando mi mensaje de rugby.
Por supuesto que mi ansiedad por hacer y por querer aportar al rugby desde distintos lugares genera muchas veces poco tiempo libre y mucho trabajo por delante pero lo disfruto mucho.
Mi vocación pasa por dejar una semilla de rugby en todas partes y todo ello exige mucho tiempo y energía. Por eso es tan importantes el apoyo, comprensión y acompañamiento de mi familia. En ese sentido, si algo he logrado entorno al rugby se lo debo básicamente a mi mujer y a mis hijos, quienes me acompañaron y me arengaron para que vaya siempre para adelante y busque mis metas y mis sueños con toda determinación.

Agustin: 2. De toda tu biografía, ¿en que libro has dejado tu corazón en él?
Sebastian: Yo creo que todos mis libros han sido escritos desde el corazón. En todos he dado lo máximo que he podido dar y cada uno tiene para mi un carácter especial. Es como con tus hijos. Es imposible hacer distinciones.
El primero (Rugby Didactico) fue un cimbronazo de emoción muy grande porque significó la materialización de dos años de trabajo. El segundo, Rugby Didáctico 2 (el entrenador) me llenó de energía porque tuvo una devolución muy buena de parte de los lectores y me ayudó a ir en busca de nuevas temáticas en torno al juego. El tercer libro, Rugby Didáctico 3 (historia y estadísticas) implicó la posibilidad de unir dos de mis pasiones: mi cariño por el rugby y mi amor por la historia. Lo disfruté mucho y además fue una suerte de homenaje a mi abuela “Gringa” quien me transmitió con toda su energía su pasión por la historia. Me transformó en un hombre lleno de búsquedas e inquietudes. Esa búsqueda constante del saber, esa curiosidad de querer conocer más y más cada día es la que logra iluminar mi vida con una energía inusitada.
El cuarto libro, Rugby Didáctico 4 (espíritu y filosofía) lo considero esencial. Siempre recalco que el mayor desafío del rugby moderno es conservar los valores y tradiciones del juego, porque si el rugby pierde su esencia deja de ser esa herramienta de transformación inigualable.
El libro Rugby Didáctico 5 (preguntas y respuestas) lo considero el más didáctico de todos porque quise idear un formato atractivo a fin de atraer a los lectores a la lectura. Asi, a través de respuestas breves y llenas de contenido, trate de seducir a los lectores.
Rugby Didáctico 6 es un libro escrito para entrenadores de rugby infantil y significó un gran desafío porque debí estudiar psicología infantil y la relación entre padres e hijos para poder trasladar esos principios a los vínculos de jugadores-entrenador.
Rugby Kids es mi homenaje a lo más preciado de nuestro deporte: los niños.
“Veco Villegas, Pasion por el rugby”, es la biografía de Veco Villegas y significó un orgullo gigante. El de retratar y contar el legado de un extraordinario entrenador y hombre de rugby. Me sentí complacido por el alago de escribir sobre él.
Por último, “El interior, historias de rugby” es una suerte de resumen de mi derrotero a lo largo y ancho del país, y mi agradecimiento hacia cientos de hombres de rugby que yo llamo “héroes anónimos”, quienes en medio de dificultades y contrariedades anteponen sus sueños de rugby y logran mejorar la comunidad en la que viven, con unas haches y una pelota ovalada.

Agustin: 3.¿Cuál fue tu mejor dia en una cancha de rugby como jugador y cual como entrenador de rugby?
Sebastian: Recuerdo con mucha alegría la final de la preintermedia que le ganamos al CASI en el año 99 en Biey, porque se dieron varios condimentos importantes. Yo era el capitán del equipo, el adversario era nuestro clásico rival y además el resultado ajustado hizo que la conquista tuviera un sabor todavía más especial.
Tambien recuerdo un triunfo contra Pucara en 1995. Nosotros no contábamos con 25 jugadores que se habían ido a jugar un torneo en Carrasco Polo de Uruguay y sin embargo le ganamos a Pucara un partido por campeonato. Recuerdo que nuestro rival contaba con varios Pumas como el Cuta Jorge, Laborde y Lerga. La alegría fue inmensa. Jugar en la cancha uno, con mucho público alentando y finalmente ganar fue emocionante. No estaba acostumbrado a ese marco de público en las tribunas y quedé marcado por tanto alboroto durante y después del partido.
También recuerdo dos partidos en Primera en la gira por Sudafrica año 97.
Jugar al lado del gringo Cilley, Juanjo Angelillo o el oso Conti, quienes veia siempre desde afuera de la cancha, me resultó alagador y sumamente raro. Lo disfrute enormemente. Me decía para mis adentros “disfrutálo porque esto no se va a dar muy seguido.”
Respecto a mi alegría como entrenador, recuerdo el titulo de 2005 en M22. En el último partido contra Pucara jugamos bien y ganamos con comodidad pero nunca pude sentirme campeón hasta que el referee hizo tocar el pitazo final. Mas alla de que siempre se debe disfrutar el camino, fue una alegría cumplir la meta de salir campeón.

Agustin: 4 Cuando vas a otros clubes a dar una charla o contar tu experiencia. ¿Que significa esa invitación? ¿Como te preparas?
Sebastian: Significa en todos los casos un alago y reconocimiento grande hacia mi persona y lo tomo con mucha responsabilidad. He estado en muchísimos clubes (algunos de enorme prestigio, otros muy humildes) y muchos lugares diferentes (uniones de rugby, colegios, cárceles, universidades) pero todos tienen su encanto. Y por otra parte, todos representan la posibilidad de dejar mi mensaje de rugby, de manera que muy agradecido con la deferencia de invitarme.
De todas maneras si tuviera que elegir una charla elijo la de Tedx Resistencia, por el marco en que se desarrolló. Más de 1500 personas en el auditorio y luego más de 25.000 personas pudieron ver la disertación por Youtube. Gran privilegio.

Agustin: 5 Contame de tu participación en los Encuentros de Rugby Social Patagónico.
Sebastian: Es una iniciativa que ya lleva 6 años y yo he participado en dos encuentros.
Se vive un clima de fiesta permanente y pude ver en carne propia la transformación que genera el rugby en los niños y en todas las personas que colaboran con el juego.
Es una demostración cabal de que el juego del rugby ha dejado de ser elitista y pasa a llevarse adelante en todos los estamentos de la sociedad. Una gran noticia para nuestro rugby.

Agustin: 6 ¿Que opinas de las lesiones en el scrum y como padre ¿Que te gustaría que se cambio o modifique?
Sebastian: Las lesiones son el talón de Aquiles de nuestro deporte y nuestro desafío es tratar de disminuirlas a su mínimo exponente.
Creo que el scrum es un elemento distintivo de nuestro rugby pero también un escenario de riesgo físico. De nada sirve ser leales en otras instancias del juego (incluso menos peligrosas) sino los somos donde más lo debiéramos ser: en un contexto de riesgo latente. Asi las cosas, lo primero que debemos resguardar es la propia integridad física y la de los demás. Todo el resto (destrezas, nivel de juego, disfrute, resultados) es absolutamente secundario.
Creo que es tiempo de asumir un compromiso colectivo, es momento de dar una lección de solidaridad. El éxito estará en defender la seguridad del otro con las mismas fuerzas y el mismo empeño con la que pretendemos resguardar la nuestra. Lamentablemente la seguridad del scrum no depende de una solución mágica sino que convergen varios factores en ella. La seguridad es, en rigor, como una mesa con cuatro patas. Y esa estabilidad tambalea si alguno de sus componentes trastabilla. 1) EL CUIDADO DE UNO: A través del acondicionamiento físico que implica una formación donde se requieren jugadores preparados para la lucha y la disputa física con el oponente. 2) EL CUIDADO DEL OTRO: Sabiendo que el scrum es una “formación de riesgo” la regla numero uno es cuidar al otro con la misma determinación con la que uno se protege. Por ello debemos ser francos y leales en la disputa. Tener la grandeza e hidalguía de reconocer el domino del otro y sin embargo no anteponer trampas ni mañas por verse superado. Cuando un pack de forwards marca un try scrum hay otro que tiene mi reconocimiento y debiera tener también el reconocimiento del rugby todo. Es el reconocimiento a la lealtad, a la franqueza y al respeto a la formación. Es el saber verse superado pero al mismo tiempo tener la valentía de “morir de pie”, dando batalla hasta el final. Recibir un try scrum no debiera ser un acto de debilidad ni de deshonra, sino todo lo contrario. Es un acto plausible, valorable y que vislumbra grandeza para con el rival y el mismo juego. Porque a pesar de la superioridad del contrario el equipo superado dio batalla y se mostró leal a algo mucho más grande e importante que el reglamento, que es nada menos que “El espíritu del juego”. Bajo el lema “yo te protejo a vos y vos me proteges a mi” debe gestarse una nueva relación o vínculo entre los primeras líneas. Están en el frente de batalla y deben ser responsables, leales y protegerse mutuamente. 3) LAS ENSEÑANZAS DEL COACH: Son fundamentales para enseñar y formar primeras líneas con las destrezas necesarias para evitar riesgos. En ese sentido que aprendan como caer, como asirse, como agarrarse, como empujar, etc. constituyen herramientas indispensables para mejorar el cerrojo de seguridad. y 4) LAS REGLAS DE JUEGO: Ríos de tinta se han vertido con la opinión y el análisis de muchos sobre las reglas de juego sobre el scrum. Frente a ello una certeza: ninguna regla del scrum podrá garantizar por si sola un escenario sin nuevas lesiones. Creo que no bastan las reglas, por más brillantes y extraordinarias que sean, para garantizar la seguridad en el scrum. Ellas son solo un complemento de algo más sagrado y necesario: el pacto de solidaridad que debe escribirse entre quienes disputan una formación como el scrum. La seguridad del scrum no es privativa de algo o alguien sino que depende de múltiples factores en donde jugadores, entrenadores y dirigentes tienen una labor y una responsabilidad tan grande como compartida. Por otra parte no hay soluciones mágicas ni reglas brillantes que eliminen el riesgo de una lesión, sino una sumatoria de detalles (conductas, destrezas, actitudes) que bien conducidos podrán generar el contexto apropiado para tratar de reducir las lesiones a su mínimo exponente.

Sebastian:

Escribió esta noticia:

Agustin Woinilowicz

"El polaco": Pilar fundamental en nuestra redacción. Al otro lado del charco, Agustín Woinilowicz, cuenta con los recursos suficientes para mantenernos informados del rugby en toda Sudamérica. Precursor del "Derrumbe Cero" y la integridad física del jugador en la melé.
editor
Next Post

I Torneo de Rugby 7's Ciudad de Estepa

Share on Facebook Tweet it Share on Google Pin it Email   El 1er Torneo de Rugby 7’s Ciudad de Estepa, que se celebró el pasado sábado y que terminó con un orgullosísimo Club de Rugby Écija en el ¡¡primer puesto del campeonato!! Dejando las felicitaciones a un lado, el […]