En la mañana de hoy, el Campus Universitario Ourense recibía en su feudo a uno de los candidatos al ascenso, Getxo RT, recién descendido de la máxima categoría y, como decía aquel, el que tuvo, retuvo.

Previamente, se entregaron unos ramos de flores en honor del recientemente fallecido Paco Cordeiro y que les fueron entregados a su mujer Maribel y a una de sus hijas, Jimena, por parte de Marta Míguez Telle, secretaria xeral para o deporte de la Xunta de Galicia. Tras el acto, se guardó un minuto de silencio en memoria de nuestro querido Paco.

Los equipos ya estaban preparados en el terreno de juego y empezó el partido. Hizo una mañana de mucho calor y ambos equipos sufrieron sus efectos. Además, el Campus tenía tres bajas importantes por lesión, Justin, Abraham y Tu’uta. Empezó el partido. Los de Getxo eran superior en las melés, equipo muy curtido de la división de honor y con experiencia y esto fue algo que los ourensanos lo notaron. El partido fue muy disputado y ambos equipos trabajaron mucho para evitar la derrota. Se adelantaron los de casa en el minuto 4 con un ensayo del medio melé Reuben. A continuación dos golpes de castigo en contra transformados recortarían el marcador por parte del apertura visitante. Este primer tiempo terminaría con otro ensayo transformado de Getxo, dejando el marcador 5 a 13 para los visitantes.

Tras el descanso, el Campus Ourense quiso reaccionar y empezó a mejorar su juego. En el minuto 45, Sam transformaría un golpe de castigo pero los vizcaínos no se amilanaron y conseguirían otro ensayo y transformación cuatro minutos más tarde. El partido se ponía cuesta arriba aunque nadie había tirado la toalla y todavía quedaba tiempo para jugar al rugby y cometer los mínimos errores posibles. Y así fue. Los de casa, pusieron la máquina a funcionar tratando de tú a tú a un equipo que parecía tener el partido controlado. De esta manera, en el minuto 58, Jaime recortaría el marcador tras una buena jugada ensayando y transformado por Sam. Posteriormente, en el 71, Zach, igualmente ensaya con su posterior transformación.

El partido estaba en tablas, empate a 20 y con apenas 10 minutos para finalizar el encuentro. Ambos equipos estaban defendiendo con uñas y dientes hasta que el Campus comete un golpe de castigo, Guille recibe tarjeta amarilla y el apertura visitante no desaprovecha. Esto era el minuto 78 y con apenas tiempo para al menos empatar, Getxo no lo permitió y pitido final con ese marcador tan ajustado de 22 a 23.

VISIBILIDAD Y DESARROLLO, NUESTRA PREMISA

AGRADECIMIENTOS A NUESTROS PATROCINADORES


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here