*Foto de portada:  Jean Francois Sánchez

Love Actually es una comedia romántica británica de 2003 escrita y dirigida por Richard Curtis y protagonizada por un reparto coral de británicos reconocidos como Hugh Grant, Colin Firth,, Emma Thompson, Keira Knightley y Liam Neeson entre otros.

Su hilo conductor es la versión/parodia que una vieja estrella del rock (soberbio Bill Nighy) hace del éxito de Wet Wet Wet “Love is all around”, cambiando Love por Christhmas…

…Amor, Navidad…todas cosas importantes.

Incluso de vida o muerte si me apuras.

Bill Shankly dijo una vez que “hay cosas de vida o muerte…y luego está el fútbol”.

Si lo dijo del fútbol, imagináros lo que se puede decir del rugby.

Podríamos hablar sobre que el domingo se vivirá en Pepe Rojo una de las mayores rivalidades mundiales en lo que a rugby se refiere. Según lo que publicó PUNDIT ARENA, en mayo de 2016, estas serían: Highlanders vs Crusaders, Bath vs Leicester, Biarritz Olympique vs Aviron Bayonne, Silverstorm El Salvador vs VRAC Quesos Entrepinares, Sharks vs Bulls, Queensland Reds vs New South Wales Waratahs y Leinster vs Munster.

Podríamos hablar de que se reunirán entre 5000 y 7000 personas para ver un partido de rugby, uno de liga regular.

De que son los dos equipos más potentes de España, primer y segundo clasificado, separados por un punto y con el objetivo del primer puesto de la liga regular en juego.

Foto: Juan Carlos Rodriguez
Foto: Juan Carlos Rodriguez

 

De que además de dos equipos pintones en un escenario acorde, pitará nuestra Reina del Sur, Alhambra Nievas con lo que tendremos las joyas de la corona del rugby nacional en los 100×70 metros comprendidos entre ambas “haches” de Pepe Rojo.

Podríamos.

Pero sería como si Richard Curtis en vez de hacer Love Actually se limitara a deciros que el amor es importante, que es bonito y que nunca hay que perder la esperanza.

¿Cierto?, Si.

¿Bonito?, lo justo.

¿Memorable?, en absoluto.

Así que no os diré eso. En su lugar os contaré varias historias entrelazadas.

Anecdóticas, aparentemente intrascendentes.

Sublimes en su sencillez y en su significado.

Primera historia.Tres días después de perder el derbi la primera vuelta  un seguidor chamizo acude a su trabajo, se cruza con su jefe en un pasillo y este socarrón, le coge del hombro, y le suelta un jocoso:

Jefe Quesero: “Que os paso ayer?

Empleado chamizo:  …perdimos, pero me fui muy contento.

JQ: ¿y eso?

EC: …pues porque eran dos equipazos frente a frente, perdimos de uno en una acción individual, tuvimos la patada para ganar con el tiempo cumplido y me encantaron los nuevos fichajes….

Segunda historia. Hace una semana, concentración de canteras regional. Un jugador de 4 años del Salvador anima desde la banda al Quesos…En realidad, ese niño aplaude a su amigo/compañero de clase. Son del Chami y del Quesos. Y son niños. Amigos desde antes de ser jugadores y por supuesto después. En el siguiente partido el jugador quesero acompañado de su padre va a devolver el saludo al jugador chamizo, pero el entrenador empieza a dirigirse al equipo y se retiran para no distraer.

La situación rezuma rugby la mires por donde la mires.

Tercera historia. Un padre y un abuelo futbolero, aficionados chamizos acuden al derbi y sin preocuparse ni elegir sitio se sientan en medio de la grada quesera. No solo no hay ningún problema, sino que comentan el partido con sus vecinos de asiento, celebran las jugadas de su equipo y disfrutan de una jornada de rugby como dios manda.

Cuarta historia. Un habitual de Pepe Rojo, sea del equipo que sea, se da cuenta si lo piensa, que cuando sube a un partido de su equipo saluda a “y” amigos y cuando sube a un derbi saluda a “y”x3 amigos.

Porque un derbi Salvador vs VRAC no es un enfrentamiento. es un punto de encuentro.

(Un maul gigante y multitudinario).

De vecinos, de amigos, de aficionados ….y del rugby.

Para entender lo que es un Salvador vs VRAC: hay que sumarle la rivalidad deportiva que se vive en Madrid, la trascendencia social que tiene un derbi en Sevilla y la cultura del rugby que impregna Pepe Rojo.

Lo mezclas, lo agitas, lo sirves bien frio, como corresponde a la meseta castellana y lo que obtienes es un dérbi listo para ser disfrutado.

Porque Valladolid es un sitio como otro cualquiera, hay cosas de vida o muerte como en el resto de España.

La diferencia es que sólo en Valladolid, “el derbi…

..is all around.”

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here