Lo expresó mejor que nadie Sabina.

Lo sabemos todos y cada uno de nosotros.

Las cosas que valen de verdad, perduran. Y cuanto más perduran más valen. Las tradiciones son el mejor ejemplo de este círculo virtuoso.

Si tú en medio de la grada de Pepe Rojo, lanzas la palabra rugby a lo Brainstorming, te devolverán 25 teorías, algunas tácticas , otras desde el ámbito educativo, aquel te valorara la tradición, este primara la preparación física, otro te hablara de la cantera y otro de profesionalización……

Unos añoraran el Rugby Champagne, otros el estilo cartesiano inglés, los otros de más allá la exuberancia polinesia.

Tu sueltas la misma palabra en medio de la Puerta del Sol un domingo por la mañana rodeado de turistas y paseantes y 7 de cada 10 te dirán la misma palabra……HAKA.

Los 3 restantes te dirán All Blacks, que, si no es lo mismo, desde luego se le parece muchísimo.

Ka mate, ka mate! ka ora! ka ora! // ¡Muero! ¡Muero! ¡Vivo! ¡Vivo!

Ka mate, ka mate! ka ora! ka ora! // ¡Muero! ¡Muero! ¡Vivo! ¡Vivo!

Tēnei te tangata pūhuruhuru // Este es el hombre peludo (valiente)

Nāna nei i tiki mai whakawhiti te rā // Que trajo el Sol

Ā, upane! ka upane! // Y lo hizo brillar de nuevo ¡Un paso hacia arriba! ¡Otro paso hacia arriba.

Haka es un término que sirve para definir cualquier danza maorí, pero se suele referir con este nombre a la danza de guerra tribal.

La Haka puede ser tanto una danza de bienvenida y hospitalidad como un método de intimidación antes de luchar.

La Haka oficial es la llamada Ka Mate y se realiza antes de cada partido de los All Blacks.

Fue creada por Te Rauparaha, líder guerrero de la tribu Ngāti Toa de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Es una celebración del triunfo de la vida sobre la muerte. Después de su milagroso escape de sus enemigos Ngati Maniapoto y Waikato se ocultó en una cueva y cuando salió se encontró por un jefe amigo suyo llamado Te Whareangi (el “hombre peludo”).
“Ka Mate” es la haka más conocida y difundida en Nueva Zelanda.

Sin embargo, existe otra versión, más agresiva llamada Kapa O Pango.

En 2005 antes de un partido del Tres Naciones contra Sudáfrica en Dunedin, los All Blacks introdujeron de forma inesperada un nuevo haka, la Kapa O Pango.
Precedida de una introducción extensa y más enérgica por el capitán del equipo Tana Umaga y característica por un gesto del pulgar en la garganta.

Esto fue polémico al interpretarse por muchos como una acción de degüello dirigida al equipo contrario.

La letra de “Kapa O Pango” es más específica para el equipo de rugby mientras que “Ka Mate”, es una referencia más general a los guerreros en helecho negro y plata.

Llevó más de un año de preparación, y fue creado en consulta con expertos en la cultura maorí como complemento de “Ka Mate” en vez de un reemplazo y se utiliza para “ocasiones especiales”.

Hasta aquí la teoría.

La realidad es que la Haka de los All Blacks es uno de los mayores patrimonios de nuestro deporte.

Primero porque es una liturgia visualmente sin igual. Esa estudiada formación, esa sincronización, esa concentración, esa entrega en su realización, esos 15 jugadores formando un uno, es…impactante.

Para mí, tan interesante como la realización (siempre magnética) de la haka es la respuesta del adversario a la misma.

Dicen que nada refleja mejor de que pasta estás hecho que la manera de afrontar tus miedos.

Supongo que, si visto por la tele impacta, verlos cara a cara debe tener un efecto devastador. Así que para no ir perdiendo 10-0 desde que el árbitro pite el inicio asistimos en los últimos 25 años a rituales de “respuesta” por parte de las selecciones rivales.

Vaya por delante que mientras se respete su ejecución y no se transgreda ninguna norma, estoy totalmente a favor, el mismo derecho tienen unos a realizarla y otros a responderla.

En 1989, en Lansdowne Road, la selección de Irlanda fue avanzando a medida que Los All Black hacían la haka, hasta literalmente invadir la zona en la que ellos la estaban desarrollando y se pusieron frente a ellos.

En el Mundial del 2003, la selección de Tonga desarrolló su haka nativa, el “Sipi Tau”, al mismo tiempo que los All Blacks realizaban el “Ka Mate”.

En la Copa del Mundo de Rugby 2007, la selección francesa, se plantó frente a ellos, a cuando se disponían a hacer la haka y los miraron cara a cara durante todo el ritual.

Cuatro años más tarde en la Copa Mundial de Rugby de 2011, los franceses avanzaron en forma desafiante mientras los All Blacks realizaban el “Kapa O Pango”, motivo por el cual la International Rugby Board multó a la selección francesa.

Y me guardo para el final, la mejor para mi gusto.

Gales vs. Nueva Zelanda. Estadio Millenium de Cardiff. 2008.

Tras la Haka, ambos equipos se plantan frente a frente, negándose a retirarse antes que el rival, mientras el árbitro va de un lado a otro pidiéndoles que se coloquen para empezar el partido

Todos los niños sueñan con ser un All Black.

Ser fuerte, ser rápido, ser talentoso.

Ser arrollador. Ser temido y saberlo

Es un buen sueño. Les entiendo.

Yo sueño con ser capaz de plantarte delante de ellos, mirarles a los ojos y no retroceder…, ese no es peor sueño.

De un lado el Dragón de Gales, del otro el Ave Fénix All Black.

Frente a frente.

De poder a poder.

Y flotando sobre ellos Ennio Morricone.

Llamadme romántico, llamadme loco.

Por instantes así merece la pena la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here