EPISODIO 5: “Me duele el rugby”

Se está convirtiendo en tópico desautorizar cualquier opinión contraria aludiendo a los valores del rugby o la moralidad. Ya he expresado cual es mi opinión, pero me cabe en la cabeza que alguien opine lo contrario, es mas no se me ocurre decir por ello que no tiene valores de rugby y puedo debatir o argumentarlo con él. Lo que no cabe es negar realidades, se pueden opinar muchas cosas, pero no puedes opinar que no existe algo que tienes delante y lamentablemente en este asunto hay mucha gente que no va a dar su brazo a torcer ni a reconocer nada que no sea "su" verdad.

0
Agradecimientos a Chuchi Guerra, Jesus Guerra Martinez por su imagen.

A Unamuno le dolía España.

A mi estos días el Rugby.

Llevo un rato delante del ordenador y os puedo asegurar que es la primera vez que me da pereza escribir algo aquí. Lo cojas por donde lo cojas hay polémica. Da igual que tus formas sean correctas, da igual que cuentes hasta 100 antes de contestar, que seas conciliador, que seas objetivo o que utilices argumentos irrefutables.

Da igual. Hay enfrentamiento.

Valencia es una ciudad estupenda. está haciendo un gran trabajo de cantera y su Federación está creciendo. Enhorabuena.

No he dicho ni oído una palabra en contra de Valencia o los valencianos. Si he oído muchas palabras ofensivas y generalizaciones agresivas sobre Valladolid, su rugby y los vallisoletanos por parte de mucha gente en respuesta a la licita opinión de que la mejor final era en Zorrilla.

Creo fervientemente que la mejor Final era en Zorrilla. Antes de conocerse los finalistas y ahora que ya se sabe que serán los dos equipos de Valladolid. No para los de Valladolid, creo que era lo mejor para el rugby nacional.

En este viaje emocional que va desde la indignación del miércoles al conocer la noticia hasta el desencanto y hastío de hoy, al final soy de la opinión de que lo mejor de este asunto es Valencia como sede. Lo peor es el trasfondo de rencor e interés que ha aflorado en el rugby nacional.

Más que hablar de la elección en sí, que no me parece preocupante, me apetece habar de las reacciones. He notado tanto en las formas de la decisión como en comentarios una animadversión hacia Valladolid y una falta de reconocimiento a su trabajo y legado inesperadas.

En esta vorágine que vivimos actualmente con las RRSS y la actualidad, creo que muchas veces perdemos la perspectiva. Intentemos alejarnos un poco del ojo el huracán y observemos.

 

Más que hablar del presente, quiero hablar del pasado y del futuro.

10 de abril de 2011. Villajoyosa. Final de la Copa del Rey. Silverstorm El Salvador – VRAC Quesos Entrepinares. No estuve, pero me lo han contado. Asistencia: Dos autobuses, uno de ellos no completo, el autobús de los jugadores y coches particulares.

17 de enero. Valencia solicita la organización de la final sin conocer los finalistas y ofrece un estadio de 25000 espectadores.

¿Qué nos falta entre medias?

¡Bingo! Estadio José Zorrilla, 17 de abril de 2016. 26000 espectadores. El rey en el palco y un partido de rugby abriendo el telediario. Yo vivía fuera y lo vi por la tele y lo seguí a distancia. Fue un orgullo y algo inédito ver en una noticia de rugby abriendo el Telediario.

 

Fotografía de Felipe Heras, Diario ABC

El año pasado ya en la ciudad, viví como al día siguiente de ganarse el pase a la final venia gente claramente ajena al rugby a mi lugar de trabajo a por entradas para la final, y aun no se sabía la sede.

Otro día presencie como una persona quería adquirir 1000 entradas, evidentemente no eran todas para él. ¿Cuándo habéis visto reventa en el rugby nacional?

Son anécdotas. Reveladoras anécdotas.

Creo que la mejor final era en Zorrilla. Pero si alguien es capaz de meter a 25000 personas para ver rugby (me daría igual pagando que regalando entradas), tener al Rey en el palco y dar una imagen de nuestro deporte de ese calibre a la sociedad y al resto del mundo, considerare no ya que está al nivel, sino que sería aún mejor que en Zorrilla, porque ahí si tendría en cuenta la tan cacareada “promoción del rugby por todo el territorio”.

Me siento como si os revelara que los reyes son los padres, pero debéis saber la verdad:

La Federación Española de Rugby le ha otorgado la sede a Valencia simple y llanamente porque pagaba más dinero. Literal. No lo digo yo, lo dice su presidente el Sr. Feijoo.

Yo abogo por una elección de sede al principio de temporada, pero si no se hace así, no tiene sentido hacerla 3 días antes de saber los finalistas.

 

 

No es lo más lógico una final pucelana en Valencia, ni una barcelonesa en Valladolid (por distancia para las aficiones, aquí en Valladolid hubiésemos estado encantados con esa final también, porque la apuesta es por la Final de la Copa, no por una final con equipos locales).

Puestos a reconocer, reconozcamos desde Valladolid, que ese amor y esa locura contagiosa por la Final de la Copa del Rey quizás en algún momento lleve a alguno a considerar que es de nuestra propiedad. Obviamente no lo es, y puedo reconocer también que algunas veces el hecho de tener buenos equipos y ganar frecuentemente pueda llevarnos en ocasiones a rozar la prepotencia.

De la misma manera puntualizo que en ningún momento ningún jugador, directivo o miembro de ambos equipos ha hecho ninguna manifestación de ese tipo. Hacer responsables a los equipos o a toda la ciudad de Valladolid de los comentarios de individuos concretos…no es razonable. Somos de Valladolid, incluso presumimos de cultura de rugby, pero no somos mitad rugbiers, mitad monjes, Somos humanos.

Pero es falso que los vallisoletanos no quieran desplazarse y tengan que ser los demás.He visto insultos y generalizaciones simplemente por querer la final en Valladolid o por opinar que sería mejor aquí.

Se está convirtiendo en tópico desautorizar cualquier opinión contraria aludiendo a los valores del rugby o la moralidad. Ya he expresado cual es mi opinión, pero me cabe en la cabeza que alguien opine lo contrario, es mas no se me ocurre decir por ello que no tiene valores de rugby y puedo debatir o argumentarlo con él. Lo que no cabe es negar realidades, se pueden opinar muchas cosas, pero no puedes opinar que no existe algo que tienes delante y lamentablemente en este asunto hay mucha gente que no va a dar su brazo a torcer ni a reconocer nada que no sea “su” verdad.

Tampoco se puede criminalizar a la gente porque no viaje. A mí me es imposible por trabajo y por dinero. pero aun pudiendo nadie está obligado a ir a Valencia ni a ver cuestionado la fidelidad a su equipo. Si alguien solicita la final, que no dependa de que los demás le organizen la fiesta.

Que en una ciudad se movilicen miles de personas, para ver a distancia a sus equipos de rugby por pantallas, aparte de inocente por estar en su derecho, debería ser motivo de envidia sana y de estudio y análisis.

En resumen: el debate y el análisis con respeto es siempre posible.

No olvidemos el reconocimiento de la labor hecha por las finales en Zorrilla, no por vanidad de nadie, sino para saber aprovecharlo para el bien común.

Y mucha suerte a Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here