Con 34 años, Alhambra Nievas, nacida en Granada, es un referente total ya en el mundo del rugby. Elegida recientemente como mejor árbitro del mundo, mañana sábado será la primera mujer en arbitrar un partido internacional masculino absoluto, más en concreto el encuentro Finlandia-Noruega y como suele ser habitual ya en ella, sus objetivos no sólo se quedan ahí.

En una reciente entrevista concedida al diario AS, ha manifestado que se encuentra altamente motivada para aprovechar esta gran oportunidad, en referencia al encentro que arbitrará mañana, y ha insistido como reza el titular de la noticia, en que este tipo de designaciones más allá de que en esta ocasión haya sido ella la seleccionada, deben ser por méritos propios más allá de géneros.

A recalcado igualmente que el mundo del arbitraje la ha abierto muchas puertas y posibilidades, al poder conocer gracias a este bello deporte, diferentes culturas y formas de trabajo, para así de paso poder quedarse con lo mejor de cada lugar en el que ha tenido la oportunidad de estar.

Al ser preguntada por el apoyo con el que cuenta desde World Rugby, ha recalcado que su contrato ha sido refrendado recientemente, lo cual ya es de gran ayuda y más teniendo en cuenta que España como ella indica, está fuera del TIER-1 (el máximo nivel de selecciones nacionales que establece World Rugby) y que por tanto, como federación, tiene unos recursos muy limitados para apoyar a los árbitros, de ahí que su respaldo sea fundamental para que pueda dedicarse a esto a tiempo completo.

Al ser preguntada por posibles ofertas fuera de España, ha declarado que espera que durante esta temporada haya alguna posibilidad de estar como asistente o incluso arbitrar en algun torneo fuera de nuestro territorio. Recalcando que para alcanzar este nivel, debe empezar desde abajo, pero teniendo el claro objetivo de acabar pitando en la Challenge.